Ranya Barakat

6 motivos por los que tu estrategia digital puede fallar en 2020

Tiempo de lectura: 3 minutos

Un nuevo año siempre viene cargado de propósitos para hacer las cosas de mejor manera, cambiar lo que no funciona e implementar esa nueva estrategia que llevas pensando desde hace mucho. Pero digitalizar tu empresa no es solo tener una página web y subir fotos de tu producto a redes sociales, tiene que ser una táctica completa si quieres que funcione.

En un mundo tan rápido como el digital, las cosas se te pueden salir de control demasiado rápido, por eso, antes de que sea tarde, te decimos cuáles son los errores más comunes que pueden afectar el desempeño de tu estrategia este año.

Antes que nada, recuerda que en la era digital es mejor intentar y cambiar continuamente que esperar a tener todo a la perfección para lanzar.

"Lo perfecto es enemigo de lo bueno" , Voltaire.

 

No definiste tu buyer persona

No nos cansamos de repetir la importancia de esto. Investigar y definir quiénes son tus clientes potenciales debe ser el paso #1 de cualquier estrategia, digital u offline. Y es que tener claro a quién le estás hablando es indispensable; no saber quién es tu audiencia es como llegar a una habitación llena de extranjeros y pretender que te entiendan cuando hablas en español.

A muchas empresas les da miedo definir una persona ideal, porque creen que esto dejaría fuera al resto de la población, pero en realidad no es el caso. Lo que sí fomenta es que le hables directamente a tus mejores candidatos posibles y que el resto de tus prospectos, sean lo más similares a estas buyer personas.

Mides las métricas equivocadas

Ir tras los Likes y las páginas vistas es una medida de vanidad que debes evitar. Sí, los Me Gusta son una consecuencia de compartir contenido interesante para tus usuarios, pero estos no convierten a clientes fieles.

Aprende a diferenciar una métrica sin valor y no pierdas el tiempo persiguiéndola. Otro ejemplo podría ser el tráfico a tu sitio, ¿realmente están llegando leads calificados? ¿O simplemente llegan por una falsa promesa y tienes una tasa de rebote abismal? Lo importante no es cuánta gente está entrando a ver tu sitio, sino cuántos de ellos son clientes potenciales.

Tus objetivos no son claros

Tener una estrategia sin una meta clara es como salir a competir sin saber dónde está la meta, por más rápido que corras, no llegarás a ningún lado. Es por eso que tus metas deben ser SMART (por sus siglas en inglés) para medir el desempeño de tus campañas, esto significa que sean: específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con tiempo delimitado.

Es decir, no puedes pretender que tu meta sea "mejorar el tráfico", sino "tener un aumento del 20% en tráfico calificado para el final del semestre". Este tipo de metas te acercan a tus objetivos y sirven como un indicador cuando estás desviando tu curso.

👉 Plantilla Gratuita: Determina tus objetivos de marketing SMART

No estás balanceando

Una buena estrategia de marketing digital se basa en dos pilares clave, el posicionamiento orgánico (junto con tu comunidad en redes sociales) y el alcance que logras con pauta (ya sea SEM y anuncios en rrss).

Esperar que solo uno de estos dos cargue por completo tu estrategia es generar falsas expectativas. Debes encontrar el balance entre los anuncios que haces en digital para atraer nuevos usuarios y la generación de buenos contenidos para que, quienes ya te conocen, se conviertan en clientes.

Segmenta los mensajes que enviarás a tus buyer personas en cada momento de su viaje de compra, desde el momento de investigación, hasta el de decisión, cada uno apelando a estas etapas.

No generas valor

Hoy es imposible empujar un producto sin ofrecer nada más a cambio. La era de la información ha convertido a los usuarios en clientes educados que no consumirán solo porque tú lo dices. Para ganar a estos prospectos, necesitas darles más que un producto, una experiencia de compra, y convertirte en el experto a quien le confían alguna necesidad.

La confianza se desarrolla a través de contenidos de valor en los que aportes algo a la vida de tus usuarios más allá del producto o servicio que tienes para ellos: desde soluciones a problemas relacionados con tu servicio hasta consejos para mejorar su vida.

Para que una estrategia digital funcione, debes ofrecer algo de valor a tus prospectos y hacerlo gratuitamente. Si no lo encuentran contigo, lo buscarán en otro lado.

Marketing y ventas están peleados

Una empresa en donde estas áreas no trabajan en conjunto es una que no puede funcionar bien en el mundo digital.

La comunicación entre ventas y marketing es clave para que que los prospectos que atrae marketing sean de calidad y, una vez que estos llegan a ventas, se conviertan en clientes con una vida y relación fructíferas. Suma a esta ecuación al equipo de atención a clientes y tendrás un engranaje aceitado que constantemente aporta más valor a tu empresa y por lo mismo trae más prosperidad a tu negocio.

Ya sabes, si aún no tenías una estrategia digital, es momento de empezar cuanto antes y, si ya contabas con una, revisa bien que no te esté fallando nada de los puntos anteriores, pues podrías estar perdiendo clientes sin saberlo.

New call-to-action

 

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya is an entrepreneur with over a decade experience in pulling up her sleeves and getting S*** done. She is specialized in inbound marketing and inbound sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

¿Cómo elegir una agencia de Onboarding de HubSpot?

Implementar tu plataforma de HubSpot con una agencia partner o directo con HubSpot tiene un impacto significativo sobre el ROI de tu marketing, por eso es importante que elijas lo que más te convenga.

Cambia de agencia sin dolores de cabeza

Si tu agencia no está te dando los resultados que prometió y esperas, es momento de hacer un cambio. Pero no temas, la transición no es tan complicada como piensas.

Conduce tu empresa hacia la nueva realidad

El mundo cambió y no volverá a ser como lo conocíamos antes. 2020 será recordado por muchos como el año que llevó a algunas empresas a la quiebra, pero también como el desafío que muchas otras ...