Ismail Aly

Cambia de agencia sin dolores de cabeza

Tiempo de lectura: 3 minutos

Si tu agencia no está te dando los resultados que prometió y esperas, es momento de hacer un cambio. Pero no temas, la transición no es tan complicada como piensas.

Como cualquier relación que ya no funciona, el primer paso es reconocerlo y el siguiente es tomar una decisión. Por eso, si ya llegaste a este punto, sigue estos consejos para que el cambio sea simple y sin contratiempos:

 

1.- Revisa términos y condiciones del contrato

Suena obvio, pero en la desesperación por cambiar de agencia cuanto antes, muchas empresas olvidan revisar bien los términos bajo los que se estableció su contrato.

Honrarlo no solo es lo correcto, sino también indispensable para que la transición se de con cero fricciones. Por esto, considera el tiempo de terminación, los entregables prometidos y las metas establecidas, claro, pensando siempre en la opción de negociar para deslindarte sin afectar tus operaciones y en buenos términos.

2.- Asegura tus activos

Uno de los dolores de cabeza que más surgen después de meses de hacer el cambio hacia una nueva agencia, es darte cuenta que no todo te pertenece.

Mejor asegúrate primero (antes de irte), que te devuelvan todas tus cuentas (redes sociales, software contratado, desarrollos realizados, licencias, correos, etc...) y que por supuesto, te den tus contraseñas.

Para que nada quede al aire, una buena práctica es establecer a alguien de tu equipo para dar seguimiento puntal a la recuperación de todos estos activos y que monitoree la transición hacia la nueva agencia.

3.- ¡Comunícate!

Si la comunicación fue clave durante el tiempo que la agencia trabajó para tu empresa, en el momento de que venga una transición es aún más importante.

En esta situación todos están trabajando contra reloj y cada minuto cuenta, así que si no pones énfasis en comunicarte constantemente, es probable que la agencia omita algunas de las entregas pactadas. No es una regla absoluta, pero piénsalo, para la agencia que se va, tu eres un cliente de salida y esto puede significar que algunos recursos que antes estaban asignados a tu cuenta, ya no tengan el mismo nivel de involucramiento que antes.

4.- Mantén la continuidad

Cambiar de agencia representa un periodo de mucho movimiento en el que la tensión está en el punto más alto (al final, es un rompimiento), lo que puede ocasionar interrupciones en cosas que ya estaban funcionando bien y que, con el ruido que la transición trae, se detuvieron.

En este contexto, asegúrate que tus campañas sigan corriendo, que los desarrollos que están pendientes se terminen y que lo que ya se ha avanzado, no retroceda para evitar doble trabajo en tu nueva agencia.

5.- Define tiempos de entrega

Sé realista. No puedes esperar que la transición se haga en un par de semanas, pero tampoco aceptes que la entrega se prolongue por periodos interminables. Haz un plan en conjunto con tu antigua agencia para definir los tiempos en los que se entregará cada cosa y establece puntos de revisión durante este periodo.

En muchos casos, el tiempo de terminación de contrato anticipado es de 90 días y, aunque podría parecer mucho tiempo, el no tener bien designados los puntos de entrega y revisión puede generar presión extra para los últimos días.

6.- Prepara a la nueva agencia

Mientras estás en el período de término, involucra a la par a la agencia con la que empezarás a trabajar. No esperes a que se termine tu contrato y la agencia anterior haya finalizado la entrega porque esto implica una pérdida de inercia que afecta directamente a tu nuevo socio digital.

Si estableciste un plan como mencionamos en el punto anterior, puedes ir liberando actividades para la nueva agencia y así tener una transición más limpia.

7.- No cometas los mismos errores

Cambiar de agencia digital es una oportunidad para que no vuelvas a caer en los errores anteriores. Por eso, mejor tómate el tiempo de hablar y recibir retroalimentación de la agencia anterior e incluso dentro de tu equipo.

Aunque estés terminando el contrato porque hay cosas que no funcionaban, tal vez también hubo problemas de tu lado; escúchalos y sé receptivo para que la nueva relación fluya mejor y te genere mejores resultados.

¿Buscas un nuevo aliado digital?

Si ya cambiaste de agencia más veces de las que puedes recordar y ninguna se adapta a tus necesidades, no pierdas la esperanza. Siempre tienes la posibilidad de volver a comenzar e ir por más y mejores resultados con el aliado correcto.

Si estás en búsqueda de ayuda, contacta a uno de nuestros success managers para platicar, entender tus necesidades y tomar acción. ¡Busca en el lugar indicado!

New call-to-action

Ismail Aly

Ismail Aly

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

11 casos de éxito en Inbound Marketing que debes conocer

Cuando se trata de implementar Inbound Marketing en tu negocio, primero debes asegurarte que esta nueva estrategia es buena opción y la mejor forma de hacerlo es revisando casos reales que demuestren ...

¿Es el Inbound Marketing para ti? Descúbrelo con 5 preguntas

Pocas corrientes del marketing han recibido tanto amor como el Inbound en los últimos años. Desde las grandes empresas hasta las start-ups que apenas comienzan, muchas marcas ya se inclinaron por ...

10 errores comunes del Inbound Marketing y cómo evitarlos

Inbound Marketing es una de las metodologías más usadas en los últimos años, y es que nada suena mejor que dejar que los clientes lleguen a ti en lugar de tener que estar persiguiéndolos con anuncios ...