Ranya Barakat

Cómo escalar una startup

Tiempo de lectura: 4 minutos

Si empezaste una startup en los últimos meses o hace poco tiempo, entonces sabes que uno de los principios básicos para que una empresa se considere una startup es la posibilidad de escalar el negocio. De lo contrario, es solo un nuevo negocio. Pero escalar no es tan fácil como agregar ceros a cada número que aparece en tu business plan, tienes que hacerlo con cabeza y con cuidado.

Aunque hayas empezado con el pie derecho, si no tienes la estructura necesaria y a las personas correctas, crecer y escalar tu startup será tan difícil como correr un maratón sin nada de entrenamiento.

Primero debes entender que no por ser empresa nueva puedes llamar startup a tu compañía. Para que se considere como tal, debe ser innovadora, eficiente y sobre todo, escalable.

  • 74% de las startups fracasan debido a que escalan prematuramente (Startup Genome)
  • Las startups que escalan debidamente crecen 20 veces más rápido que las que lo hacen prematuramente (Startup Genome)
  • Fundadores en solitario tardan 3.6 veces más tiempo en superar la fase de startup (Medium)

Por eso, una escalabilidad bien diseñada es la diferencia entre quedar en el olvido o apoderarte del mercado. Antes de empezar en tu proceso de expansión, debes considerar esto:

Ten todo listo

Sí, siempre habrá mejoras posibles y tiempo para hacer algunos ajustes y, aunque muchos emprendedores argumentan que la perfección es enemiga de la innovación, debes tener un producto listo para el mercado antes de lanzarlo. Si crees que una vez que salga a la luz podrás hacer todas esas mejoras que tienes en mente, estás en un error. Además, si sales antes de tiempo puedes quemar a tu audiencia clave y, con los usuarios super informados de hoy, una mala experiencia se puede convertir en una última oportunidad para tu marca.

Otro dato clave del que necesitas la mayor claridad posible es quién es realmente tu consumidor final. De esto depende el lenguaje que usarás para comunicar, los canales en los que le hablarás a tu audiencia y hasta los valores agregados que te diferenciarán de la competencia. No puedes tener una startup de productos ecologistas y hacer envíos en cajas de cartón plastificado imposibles de reciclar.

Crea un equipo "escalable"

Las contrataciones y equipos gigantescos no pueden estar más lejos de la realidad de una startup que busca crecer. Si bien lo más cómodo podría ser contar con un diseñador gráfico que resuelva cada inquietud que tienes, un community manager que se haga responsable por todas tus redes sociales y hasta un especialista de recursos humanos que se encargue de contrataciones y mejorar el ambiente laboral, todos estos son servicios que puedes conseguir con proveedores freelance. Acuérdate que cada contrato que haces tiene muchos costos extra que debes tomar en cuenta, como prestaciones, equipo, lugar físico en la oficina, seguros y mucho más.

Cualquier puesto que no sea clave para la operación diaria de tu empresa puedes conseguirlo por proyecto. Sí, te va a costar más caro que tener a alguien de fijo en tu plantilla, pero es mucho más eficiente para una startup en crecimiento.

Usa la tecnología a tu favor

Las herramientas correctas pueden ser esenciales para que tu startup dé el siguiente paso. Una de las grandes ventajas de los diferentes softwares que hay es la posibilidad que te dan de automatizar procesos: desde un CRM que te ayude a llevar el control de tus clientes y las relaciones con ellos, hasta un chatbot que te permita automatizar la mayoría de las conversaciones con tus clientes, todas estas tecnologías están diseñadas para adaptarse a las necesidades que tengas en el momento: si hoy tienes 1,000 clientes y planeas crecer a 1,000,000 no necesitas cambiar de herramientas, solo debes aumentar la capacidad del servicio.

Ten una estrategia de marketing digital

El marketing tradicional es demasiado costoso para una startup que está en proceso de expansión, sin embargo eso no quiere decir que no debas invertir en marketing. Si nadie conoce tu producto o servicio, cómo esperas que la gente lo consuma. Una buena estrategia de marketing digital se apoya de canales como las redes sociales y la generación de contenido para llevar tráfico a tu negocio. Si quieres saber más acerca de cómo implementar una, tienes que leer este artículo.

La maravilla del marketing digital es que se adapta a cualquier presupuesto y sobre todo, es medible, por lo que tener claridad de tus retornos de inversión y un control de cuánto vas a gastar en publicidad es mucho más fácil.

Vuélvete dispensable

Parece un error de dedo, pero no. Es importante que tu startup pueda funcionar sin que estés supervisando cada proceso y cada interacción que hay con los usuarios. Para que un negocio sea escalable, tiene que ser más grande que su pieza más importante, es decir tú. Si tu empresa no puede operar con la ausencia corta de su fundador, cómo espera competir en las grandes ligas.

Esto no significa que te vayas de vacaciones por 5 meses y te olvides por completo del negocio, pero sí que debes aprender a delegar y rodearte de gente capaz que pueda resolver cualquier emergencia en caso de que no estés. Deja la vanidad de lado porque si tu startup solo vale algo contigo adentro, entonces nunca podrás venderla o dejarla ir.

La escalabilidad es cuestión de ritmo y buena planeación. Si tu empresa no está lista para dar ese paso, no es necesario forzarlo, sabemos lo tentador que puede ser pero si lo haces sin una estrategia y en mal tiempo, puede ser fatal para ti y todos tus colaboradores.

SaaS Marketing

 

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya is an entrepreneur with over a decade experience in pulling up her sleeves and getting S*** done. She is specialized in inbound marketing and inbound sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.