Allan Glatt

¿Cómo escoger el mejor CRM para tu SaaS?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuando empezaron, los sistemas de CRM estaban enfocados en centralizar todos tus clientes. Hoy su función ha cambiado y se convirtió en un elemento central para mantener y dar el mejor servicio posible a cualquier persona que entre en contacto con tu empresa.

Si tu empresa se enfoca en dar software como servicio (SaaS por sus siglas en inglés), quiere decir que ya entiendes bien cómo funcionan las cosas en la nube, pero ¿estás aplicando ese know how a tu estrategia para ganar y retener clientes?

Ganar nuevos clientes nunca es fácil, pero en el universo SaaS es una misión aún más complicada. Así como llegan, se van. Y esto puede tener costos que lleven a tu empresa a la quiebra.

  • Cuando una empresa nueva solo crece 20% anual, tiene un 92% de probabilidades de fracasar (Tomasz Tunguz)
  • En promedio, las empresas SaaS pasan solo 6 horas definiendo su estrategia de precios (Price Intelligently)
  • Los usuarios activos de un servicio SaaS que son contactados por un representante de ventas tienen un 70% más de probabilidad de pagar por el servicio completo (Invesp)

Un CRM que se adapte a las necesidades de tu empresa es el aliado ideal en tu lucha por sobresalir entre el mar de opciones que existen, el problema es cómo escoger el indicado.

Facilidad de uso

Así como tu compañía hace esfuerzos extra para entregar un software que no requiera una curva de aprendizaje muy prolongada. Si el CRM que decides contratar exige que le inviertas más horas de las que crees que puedes aportar. Existen muchos sistemas que son sencillos de uso y dentro de la misma interface pueden detectar si estás cometiendo errores y advertirte al respecto, de lo contrario, puedes alimentar mal tu base de datos y terminar trabajando doble.

Cómo el CRM de HubSpot puede ayudarte a mejorar tus ventas

Si quieres saber qué tan fácil es el software, empieza por tomar una prueba gratuita y experimenta con todas las funciones. Una buena técnica para detectar la simplicidad y practicidad del UX es poniendo a alguien más de tu empresa (quizá alguien menos tecnológico) a usar también el CRM. Recuerda que el CRM tiene que ser operado por todos, por lo que poner a prueba a tu equipo de trabajo también te aporta un diagnóstico real de qué tanto se va a usar realmente.

Que tenga un app dedicada

Aunque el estudio de Business of Apps deja claro que la tendencia del uso de aplicaciones va a la baja, la gente sigue usando en promedio 9 aplicaciones diario. Un buen CRM tiene que contar con su versión para móvil y no solamente una función web optimizada para el celular, recuerda que la forma de interactuar es muy distinta por lo que una página optimizada simplemente no es suficiente.

Evalúa bien lo que esta app puede hacer, ya que algunas solamente ofrecen capacidades limitadas, como solo lectura. Quieres que la aplicación sea lo más eficiente posible para que tu fuerza de trabajo, sin importar en dónde se encuentre, pueda accesar a la información o capturar datos.

La compatibilidad con iOS y Android es básica, aún cuando la mayoría de tus empleados usen una u otra, nunca sabes cuándo necesitarás cargar desde otro sistema operativo.

Automatización

Aún cuando podrías creer que todos los CRM están creados para automatizar procesos, te sorprendería la cantidad de programas que no lo hace. Algunos softwares solo tienen la función de recordarle a tu equipo de ventas que es momento de contactar nuevamente a su cliente o dar seguimiento a una tarea, pero hay otros mucho más avanzados que incluso resuelven estas tareas de seguimiento por tu equipo. Por ejemplo, contactando a tus leads cuando su periodo de prueba ya terminó y ofreciéndoles renovar su contrato.

Puede cambiar dependiendo tu estrategia, pero por lo general, los leads de empresas SaaS necesitan de constantes recordatorios y puntos de contacto para asegurar la venta. Un buen CRM se ocupa de que eso suceda.

Visualización de datos

Un buen CRM captura más datos de los que puedes manejar y analizar, por eso es indispensable que cuente con un buen sistema de visualización para que, una vez que analices esta información, puedas tomar desiciones estratégicas para seguir creciendo, encuentres los errores que te están costando dinero y descubras las razones por las que estás teniendo abandono.

Además de ver cómo está la situación de tu empresa ante los clientes, también puedes evaluar el desempeño de tu equipo para corregir e incentivar a las personas correctas.

Razones para elegir un CRM hay muchas y opciones en el mercado aún más. Lo más importante es que, antes de comprometerte a un plazo forzoso o ingresar toda tu información a un programa de estos, hagas las pruebas necesarias para asegurarte que es el indicado. Ya que en muchas ocasiones, aún cuando el software no es el ideal, el costo de volver a migrar todo es alto y terminas por quedarte con un CRM que no le va tan bien a tu empresa.

Si quieres saber cómo ganar más clientes y no solo prospectos, este artículo te va a ayudar.

SaaS Marketing

 

Allan Glatt

Allan Glatt

Periodista por un accidente de la vida, como Editor General del MMK Lab en CDMX soy responsable por todo el contenido comercial para las plataformas Martha Debayle, Moi, Bbmundo y The Beauty Effect. Cuando no estoy escribiendo o leyendo, seguramente estoy en el cine, viendo el baseball o paseando a mi perro.

Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.