Ranya Barakat

6 consejos para hacer crecer tu negocio

Tiempo de lectura: 4 minutos

Poner un negocio propio es, para muchos, la forma de salir de su trabajo de oficina y empezar algo que genere valor. Si bien muchos negocios empiezan como algo secundario, un side business, la única forma de hacerlos rentables es invirtiéndole tiempo y esfuerzo.

Si ya tienes la idea de poner un nuevo negocio en movimiento, necesitas hacerlo crecer cuanto antes y en este artículo te explicamos cómo hacerlo.

Ningún pequeño negocio está destinado a mantenerse como tal. En el mundo del emprendimiento o creces o desapareces, como bien revelan estas cifras:

  • 47,8% de los empleos en Estados Unidos proviene de pequeños negocios (U.S. Small Business Administration).
  • 60% de los dueños de empresas pequeñas tienen entre 40 y 59 años (Small Business Trends).
  • Ser dueño de una empresa significa más trabajo; 81% de los fundadores trabajan horas extra por las noches y 89% también lo hacen en fin de semana (Fundera).

Como ves, tener un negocio propio es una aspiración de muchos, pero no creas que viene sin esfuerzos. Para que tu empresa pase de ser una más a convertirse en un éxito, toma en cuenta lo siguiente:

Estudia a tus clientes

La única forma de crear productos y servicios que realmente funcionen para tu cliente potencial es entendiendo bien qué es lo que lo motiva a tomar decisiones.

Por ejemplo, estudia a tu usuario potencial y aprende si se rige por la calidad del producto o si es más sensible al precio. También entiende sus hábitos de consumo y comprende cómo entra tu marca a resolverle un problema. Con todo esto bien analizado, es más fácil crecer y mejorar continuamente.

Da el mejor servicio

No importa si tu empresa ofrezca el precio más bajo del mercado, lo que no puedes dejar de hacer es prestar atención al cliente cuando la necesite.

Si bien para las empresas que recién comienzan o para aquellas que necesitan reducir costos el área de servicio al cliente suena como un gasto más, en realidad marca la diferencia.

No solo te sirve para conocer las opiniones de tus compradores, también garantiza que no te cambien por la competencia. Una mala experiencia de servicio hace que un cliente no vuelva a consumir tu producto.

Crea lealtad

Si crees que Starbucks te regala una bebida gratis después de cada 15 compras porque necesita quedar bien contigo, estás en un error. Este tipo de estrategias es antiguo y funciona como un ancla que mantiene cerca a los clientes.

Los programas de lealtad son una de las mejores técnicas para crear clientela fiel. Pero la lealtad, aunque se construye con promociones, no se gana así como así; la lealtad es algo que debes crear durante una relación cercana con tus clientes, siempre estando a su disposición, escuchando sus necesidades y diferenciándote de la competencia.

Cuida tus recursos

Una empresa, sobre todo cuando es chica, es como una familia. Si quieres que esta crezca saludablemente, necesitas que todos quienes la componen estén en el mismo barco y remen en la misma dirección.

Un colaborador feliz es uno que dará su máximo esfuerzo y que no solo está en tu empresa para cobrar su cheque por trabajar de 9 a 6. Quieres tener gente que esté orgullosa de lo que tu empresa hace, que sean tus principales embajadores de los valores de tu empresa cuando están en su tiempo libre y que sean los primeros en levantar la mano cuando algo no está funcionando bien.

Entonces no se trata de pagar un buen sueldo o las obligaciones legales, solamente. Es ofrecer prestaciones y beneficios a tus colaboradores, y mostrar verdadero interés por su bienestar.

Mejora tus redes sociales

No estamos hablando de los perfiles empresariales de Facebook e Instagram (aunque también debes cuidarlos y usarlos como herramienta de comunicación y marketing). Nos referimos a la red social más antigua de todas: el "cara a cara".

Es cierto. Cada vez es más difícil conectar con desconocidos. Por eso hacer networking es básico para hacer crecer un negocio; nunca sabes quién podría ser el próximo inversionista o si la persona que está junto a ti en el gimnasio podría ser tu futuro socio.

Asiste a eventos de networking, como talleres y conferencias, y siempre ten en la punta de la lengua tu pitch o discurso del elevador.

Invierte

Ya sea tu dinero, el de un inversionista o un préstamo del banco, es una herramienta indispensable para crecer tu negocio. Lo ideal es que no pongas todos tus fondos en una idea (no siempre funcionan tan bien como esperabas) y no temas pedir dinero a una institución o persona especializada. No solo ampliará tu crédito considerablemente, también te permitirá operar con un poco más de holgura y comodidad.

En muchas ocasiones es recomendable intercambiar un pedazo de tu empresa por más capital, que aferrarte a trabajar con poco dinero: al final del día, el 80% de 100% es mucho más que el 100% de 50%.

Estas son solo algunas técnicas a las que puedes prestar atención que al desarrollo de nuevos productos, por ejemplo, pero si bien es un hecho que necesitas un área de R&D que constantemente innove, también debes cuidar a tus clientes, empleados y hasta a tus contactos.

¡Empieza a crecer!

Sea que solo tengas la idea de negocio, ya diste los primeros pasos en tu emprendimiento, o bien lleves ya unos años en esto, hacer que tu empresa crezca es tu prioridad. No pierdas el norte ni asegúrate de manejar bien los procesos del negocio para que no te distraigan de tu cometido: ir por más.

SaaS Marketing

 

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya is an entrepreneur with over a decade experience in pulling up her sleeves and getting S*** done. She is specialized in inbound marketing and inbound sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.