Ismail A

¿Consultora o agencia de marketing digital?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Muchos piensan que son lo mismo, incluso algunas agencias o consultoras también viven en el error de creer que son lo que realmente no son, pero, aunque definitivamente comparten muchas similitudes, son las pequeñas diferencias las que más pesan al final del día.

Fíjate bien en cuáles son los servicios que debes recibir cuando trabajas con una agencia y qué puedes esperar si optas por contratar a una consultora de marketing digital.

Agencia digital

Por lo general, su mayor fortaleza es la creatividad. La conforman equipos multidisciplinarios en donde puedes encontrar especialistas en SEO, Ads, diseño y comunicación.

Lo que este tipo de empresas entregan está completamente alineado con lo que el gerente de marketing tiene en mente. Por lo mismo, su misión es más la de ejecutar que la de proponer y pocas veces van más allá del brief inicial.

Una agencia, una vez que recibe la información necesaria, opera de manera independiente a nombre de su cliente y al final del mes entrega reportes de sus resultados.

Si la dirección que tiene tu empresa es muy clara y lo único que buscas es un equipo de profesionales que te ayude a implementar la estrategia que tienes, entonces una agencia es una excelente solución. Pero, antes de que corras a contratar una agencia, debes poner atención a algunos de los problemas de trabajar con ellas.

Consultora digital

Una consultora da un paso más allá, pues su misión no es ejecutar una estrategia, sino crearla desde el inicio. Es por esto que pondrá a más de una persona de su equipo dentro de tu empresa para que se empape de todo lo que hay que saber acerca del funcionamiento y operación.

No solo revisan qué estás haciendo en el mundo digital, sino que te proponen soluciones para que para tus procesos análogos se modernicen y entres en la era digital. Esto es crucial porque muchas empresas (en especial aquellas que existen hace muchos años) no comprenden bien el ecosistema digital. Es aquí donde una consultora brilla y trae cambios sumamente importantes dentro de la estrategia de tu empresa.

Aquí tienes un ejemplo: un retailer, que existe hace ya más de 30 años, cuya operación offline es prácticamente perfecta, pero que se rehusa a vender en línea, tener un esquema de atención al cliente integrado a marketing y ventas, o que piensa que sus clientes siempre preferirán la experiencia en tienda física.

En el ejemplo que exponemos, el problema del retailer es conseguir que su empresa haga la transición a lo digital. Pues bien, necesita contratar a una consultora que le ayude a resolver esta situación específica, como señala Agency Loft.

Ahora bien, las compañías que son nativas digitales necesitan mucho menos de una consultora de este tipo (más bien podrían requerir los servicios de una consultora organizacional que les ayude a dar el brinco de startups a empresas consolidadas).

Similitudes de las agencias y las consultoras digitales

Ambas opciones trabajan con perspectivas orientadas a los datos y los resultados. La agencia desde un enfoque más operativo; la consultora, estratégico.

Lo más importante es que ambas alternativas, al dedicarse a tratar con distintas empresas al mismo tiempo, tienen una visión más panorámica de cómo es el entorno —lo que ofrece a tu empresa un enfoque distinto— y, sobre todo, ambas trabajan con colaboradores especializados en temas digitales que ayudan como primer termómetro para identificar cuáles son tus áreas de oportunidad y en dónde tu equipo tiene deficiencias.

¿Cómo elegir?

Todo depende de las necesidades de tu empresa. Por lo mismo, evalúa estos puntos antes de elegir entre trabajar con una agencia o con una consultora de marketing digital:

1. ¿Existe en tu empresa disposición para incorporar a un equipo externo y hacer modificaciones, algunas de ellas estructurales, a partir de sus propuestas?

2. ¿En qué punto de su desarrollo está tu negocio? ¿Tienes una estrategia de crecimiento? Si ya está definida y te está dando los resultados que esperas, no necesitas una consultora. Si no tienes idea de hacia donde ir y sientes que cada vez que alguien te menciona CPR, CPC, engagement, te habla en otro idioma, entonces definitivamente necesitas una agencia que opere en tu nombre.

3. ¿Cuánto puedes invertir? Considera que en una consultora tienes a un equipo dedicado a ti y que suele incorporar a profesionales de otras áreas (como RRHH, Psicología y Finanzas). En cambio, una agencia dispone de expertos que lo mismo trabajan en ejecutar acciones para ti que para otras empresas.

Estas diferencias también se reflejan en los costos. Si quieres saber cuánto puede costarte una estrategia de Inbound Marketing, este artículo te interesa.

Elige la opción que más te conviene

Al final, lo importante es que detectes en dónde está tu empresa parada hoy en día y cuáles son sus necesidades y posibilidades a corto y mediano plazo.

Lo que no deberías es ignorar el hecho de que una ayuda externa siempre puede mejorar las cosas.

¿Qué agencia contratar?

Ismail A

Ismail A

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

Cómo duplicamos las ventas de Logros Servicios Financieros con Inbound

Hacer lo mismo durante mucho tiempo y esperar resultados diferentes es algo que Cristián Sánchez, director de Logros Servicios Financieros, tenía muy claro. Pero, ¿por dónde empezar?

¿Cuál es mejor: marketing tradicional o digital?

El marketing tradicional busca llevar tu producto o servicio a la mayor cantidad de clientes posibles y, hasta hace algunos años, se enfocaba principalmente en la publicidad. Pero eso ha cambiado ...

Por estas razones nos convertimos en una agencia remota

Todavía es de no creer: miles de empresas en todo el mundo obligadas a optar por el teletrabajo ante la actual contingencia de salud que se vive en el mundo. Debió ocurrir una pandemia para demostrar ...