Ismail Aly

Cuáles son los retos de escalar una startup

Tiempo de lectura: 3 minutos

Parece fácil: tu negocio empieza a crecer y lo único que debes hacer es crecer junto a él. Si antes eran 10 colaboradores y el negocio se duplica, necesitas 20... NO, así no es como debe funcionar y, aunque la lógica parece razonable, pensar así solo te traerá problemas.

Escalar correctamente un negocio puede ser incluso más complejo que lanzarlo, y peor aún, muchos entrepreneurs creen que escalabilidad y crecimiento son exactamente lo mismo.

Uno de los temas más importantes antes de escalar un negocio es tener claros los tiempo, hacerlo antes de lo debido o demasiado tarde son razones críticas para el fracaso.

  • Cada año se lanzan más de 100 millones de nuevos negocios en el mundo (GEM)
  • 90% de las startups fracasan eventualmente (Forbes)
  • Las startups necesitan 2 o 3 veces más tiempo del esperado por sus fundadores para validar su mercado (Startup Genome)

Como lo demuestran estos números, crear una startup no es tan complicado como llevarla al éxito. Si quieres que la tuya progrese y escale bien, evita estos obstáculos:

Escala, no crezcas

Una de las principales diferencias entre una empresa normal (aunque sea nueva) y una startup es precisamente la posibilidad de escalar el negocio antes de crecer. ¿Cuál es la diferencia? Que para escalar realmente no necesitas una inversión extra, por ejemplo, cuando se trata de un software el desarrollo inicial es suficiente para atender a 1 o 1,000 clientes. Ya después, conforme las necesidades de la empresa empiezan a exigirlo, se vuelve necesario crecer al equipo, pero en la primera fase la escalabilidad solo se busca incrementar ingresos sin aumentar los gastos.

¿Cuándo hacerlo?

Antes de empezar a escalar, debes evaluar algunos puntos:

-Demanda futura. Está bien que el día de hoy tu producto o servicio esté creciendo en su audiencia, pero ¿es sostenible ese aumento de demanda? ¿O está limitado?


-Flujo de caja positivo. Antes de cualquier avance debes haber terminado de liquidar deudas y préstamos, para que las finanzas de tu startup estén sanas.


-Contar con la tecnología necesaria. ¿El software que usan tus colaboradores está al día?, ¿necesitas hacer cambios en tu línea de producción? Antes de escalar asegúrate de tener las herramientas correctas


-Tienes un buen equipo. No solo se trata de tener colaboradores, sino de personas comprometidas con el proyecto. Cuando se escala, muchas veces se necesitan horas extra y mucho compromiso, ¿tienes al equipo indicado para eso?

Empezar con la "Guía para principiantes del Inbound Marketing" y aprender a ser encontrado por tus prospectos ideales.

 

Principales retos

-Adelantarte a tu tiempo. Uno de los mayores peligros es escalar antes de estar listo y haber contemplado todos los puntos anteriores. Si creces en una parte, pero te mantienes igual en otra, el equilibrio se desbalancea y quien lo sufre es tu empresa.


-Reestructuración. Cuando eres una startup que apenas empieza, es común que un equipo pequeño resuelva las labores de distintas áreas. El responsable de marketing, también hace las relaciones públicas, la comunicación y hasta las ventas.

Lo mismo con operaciones que probablemente resuelve distintas funciones. Conforme creces es necesario dar más estructura a los equipos e incluso integrar a verdaderos especialistas para cada área. Así que no solo tienes que manejar y moldear a tu equipo actual, debes impulsarlo a que acepte el cambio cuanto antes.


-Implementación de procesos. Es algo contra lo que muchos entrepreneurs batallan constantemente, pero los procesos —por más tediosos que parezcan— son necesarios cuando una empresa crece. No por nada las grandes compañías invierten millones en implementación de procesos que al final del día sirven para tener mejores prácticas y obtener resultados más eficientes.

Cuando una startup (que tiene una estructura más liberal) empieza a enfrentarse a procesos más rígidos, pueden empezar a aparecer fricciones en los equipos. El ritmo rápido con el que suceden las cosas en una startup puede encontrar un freno en esta parte.

-Que te gane el tamaño. Cuando eres una empresa chica con un equipo reducido y una operación compacta, es muy fácil adaptarse a los nuevos retos que van surgiendo en el camino, pero al momento de crecer los movimientos empiezan a ser más torpes y lentos, provocando que tu empresa no responda tan rápido como antes a las inquietudes del mercado, las necesidades del usuario o los errores en el producto.

Como ves, escalar su negocio es el sueño de todo empresario que tiene su propia startup pero también puede convertirse en una pesadilla si no se hace de la manera correcta. Antes de querer hacerlo, tómate el tiempo de revisar tus números y evalúa que el mercado esté listo para tu nueva gran idea.

SaaS Marketing

Ismail Aly

Ismail Aly

Inbound Marketing & Sales Enablement Consultant, HubSpot User Group Leader, HubSpot Platinum Partner

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.