Ismail Aly

Los 8 errores más comunes en un sitio web y cómo corregirlos

Tiempo de lectura: 3 minutos

Antes de crear tu estrategia digital, de empezar con tus campañas de redes sociales o de seguir con tus esfuerzos de email marketing, es importante que una de tus cartas de presentación más importantes esté completamente optimizada: tu página web.

Y es que una buena página es la base sobre la cual se construye el resto de tu estrategia digital (y por qué no, también la identidad de tu marca en el mundo online). Es tu oficina, tienda, sala de juntas, showroom, departamento de ventas y marketing, imagen y más... Por eso es crucial que evites (o corrijas) estos errores:

1. No la cambias desde el boom del .com

Podría sonarte a una exageración, pero la cantidad de páginas web que no reciben mantenimiento desde que fueron lanzadas es asombrosa y, lejos de ser activos que aportan valor se convierten en una fuente de desconfianza para los clientes.

Así que si tu sitio no ha recibido mantenimiento ni ha sido renovado en los últimos 5 años, está quedando obsoleto y debes hacer algo de inmediato.

2. Funciona (solo) en escritorio

Otro error muy común durante la creación de tu sitio web es que únicamente se trabaje en su versión de escritorio, dejando de lado otros dispositivos. Esto porque hoy cada vez son más los usuarios que prefieren usar sus celulares o tabletas para navegar por Internet.

Si al entrar a tu página su diseño se daña y les es difícil distinguir lo que ofreces, inmediatamente se saldrán y no volverán. Lo mejor es que sea responsiva y se adapte a todo tipo de pantallas.

3. Su velocidad de carga es lenta

Aunque no lo creas, 2 segundos de espera hacen la diferencia entre los usuarios.

Si tu sitio tarda más de lo esperado en cargar y mostrarse, esta lentitud puede convertirse en una fuga de prospectos. Es decir, las personas interesadas se irán y difícilmente volverán. Esta mala experiencia de usuario aumenta la tasa de rebote hasta 4 veces y, conforme más son los segundos de espera, el número incrementa exponencialmente.

Optimiza las imágenes (tenlas en el tamaño y resolución correcta), las aplicaciones que estás utilizando y todos los recursos necesarios para reducir al mínimo el tiempo de carga de tu página.

4. Tiene una navegación confusa

La autonomía que le ofreces a tus consumidores es una de las grandes ventajas que ofrece tu sitio web, pero esto puede convertirse rápidamente en una pesadilla cuando no es funcional y provee una navegación complicada.

A diferencia de tu tienda u oficina física, en donde puedes asesorar y dar instrucciones a las personas, en el mundo digital tienes que garantizarles una navegación por tus secciones lo más simple posible, pues no estarás ahí para ayudarlos.

Asegúrate de tener botones que inciten a la acción, mensajes claros y una estructura limpia para que sea fácil de usar y convierta.

5. No tiene información de contacto

Por más que tu sitio web ofrezca toda la información posible sobre tus productos y servicios, cómo adquirirlos, y más, siempre habrá usuarios que desearán contactarte por teléfono, directo en tienda o hasta correo para pedir informes, denunciar un problema, hacer un reclamo o cotizar. Por eso necesita dejar a la vista tus números de contacto, mapa y dirección de correo.

6. Le falta una estrategia de SEO

Aunque el SEO (Search Engine Optimization) es uno de los términos que más se mencionan en la era digital, la realidad es que sigue siendo un territorio desconocido para muchas empresas.

Básicamente lo que hace una buena optimización SEO es permitir que los robots de los buscadores encuentren tu sitio. Por eso, aunque parezca que es algo que puedes hacer tú mismo, requiere de una estrategia bien pensada que solo los profesionales en el tema son capaces de crear.

7. No es seguro

Muchas empresas no le dan la importancia debida a la seguridad hasta que su vulnerabilidad los mete en un problema.

El que tengas un sitio seguro no solo le da la confianza a tus usuarios para que dejen sus datos (de contacto y pago), sino también evita que sea víctima de ataques de hackers y personas malintencionadas. Lo mínimo que debes considerar es un certificado SSL que permita un flujo de data encriptada, y claro, investigar de qué otras formas mantenerlo protegido.

8. Su contenido es irrelevante

Si piensas que la creación de contenido solo hace referencia a tener un blog y por ahora tu sitio está repleto de artículos de todo tipo de temas, estás desaprovechando una excelente oportunidad.

Más allá de esto, el contenido requiere estrategia y se conforma de cada pieza de información en varios formatos donde el público resuelve sus dudas (video, podcast, webinar, ebook, checklist, etc.), de fotografías de calidad y de todo el texto específicamente creado para dar a conocer quién es la empresa, por qué hace lo que hace y cómo puede ayudar.

Haz que tu negocio destaque también en Internet

Tu sitio web es una pieza clave dentro de tu estrategia digital, pues es el lugar donde tus prospectos y clientes te encuentran en Internet con el fin de que los ayudes (ya sea porque quieren comprar, resolver dudas o recibir atención), por eso vale la pena trabajar en él y mantenerlo optimizado.

Cuando tiene alguno de los errores mencionados anteriormente, deja una mala impresión y no solo eso, también daña la reputación de tu marca y crea desconfianza. Así que no lo permitas, mejor resuélvelo pronto.

New call-to-action

Ismail Aly

Ismail Aly

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

¿Cebra, Lookers o IDS? ¿Qué agencia conviene contratar?

Uno de los factores que influye en el éxito o fracaso de toda empresa, son sus aliados estratégicos. Por ello al elegir a un nuevo proveedor, colaborador o agencia, tómate el tiempo necesario y no lo ...

12 tendencias en Marketing Digital que no puedes ignorar

El mundo digital evoluciona a pasos agigantados y muchas veces parece imposible estar al tanto de las últimas tendencias en el marketing digital, pues lo que parecía innovador hace unos meses, hoy ya ...

¿Cómo contratar un Community Manager?

A pesar de la importancia que tiene el responsable de las redes sociales (a final de cuentas es quien habla directamente con los clientes), muchas empresas siguen considerándola una posición de poca ...