Ranya Barakat

Google Ads o Facebook Ads, ¿cuál es mejor para ti?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Uno de los debates que más insomnio causan a los marketeros digitales es la competencia entre los dos gigantes de internet: Google, el buscador más usado del mundo, contra Facebook, la red social más habitada en el planeta. Ambas empresas son maquinarias poderosas para hacer publicidad, pero cuál elegir depende mucho de tu estrategia.

Evidentemente, en un mundo sin limitaciones de presupuesto, no es necesario escoger entre las dos opciones, sino complementarlas, pero cuando cada centavo cuenta, tal vez dividir tu inversión no es la mejor idea.

¿Por qué no dividir tu presupuesto? Una solución salomónica, si bien suena lógica, muchas veces no es la mejor opción. Especialmente cuando recién empiezas con tu campaña, pues necesitas un poco de tiempo para que el algoritmo aprenda y se optimice. Conforme pasa el tiempo (y el dinero), tu campaña va siendo más redituable.

Además, si dispones de poco dinero para empezar, invertirlo en ambas al mismo tiempo hará que el aprendizaje sea la mitad de lento.

La gran diferencia entre estas dos compañías está en su naturaleza: Google es un buscador que la gente usa para resolver un dolor o cuestionamiento específico. Facebook, un medio social y de entretenimiento en el que la gente pasa horas en espera de descubrir algo nuevo.

Y, aunque ambas plataformas pueden darte excelentes resultados en tus campañas, es importante tener claro cuál es el objetivo final de tus campañas.

Facebook Ads vs Google Ads: 4 claves para decidir

  1. Alcance
  2. Audiencias
  3. Awareness
  4. Conversión

Alcance

Esta es una categoría sumamente competida: mientras que en en Google se hacen más de 7000 millones de búsquedas al día, de acuerdo con datos del sitio Website Hosting Granting, a Facebook ingresan más de 1.7000 millones de usuarios diariamente, según informa la agencia de marketing digital Zephoria.

Y, aunque ambos números son exorbitantes, con Google hablamos de personas en búsqueda algo específico, mientras que en el caso de Facebook se trata de gente conectando con sus conocidos y compartiendo.

Audiencias

Aquí no hay duda de que el ganador es Facebook Ads y es que, si bien Google ha hecho hasta lo imposible por conocer todo acerca de sus usuarios, en Facebook la gente constantemente regala datos clave de su vida como comportamientos, afiliaciones, gustos y demás. ¿Crees que esos juegos en Facebook son pura diversión? En realidad son empresas que recopilan información.

Por eso, cuando se trata de crear anuncios segmentados para audiencias muy particulares, Facebook lleva la delantera. Puedes crear un anuncio tan específico o amplio como desees.

Awareness

Sumado al punto anterior, Facebook es una excelente herramienta cuando se trata de dar a conocer tu marca entre nuevos usuarios ya que, gracias a sus posibilidades de crear audiencias similares, es muy sencillo mostrar tus anuncios a personas que cumplan con las mismas características que tu buyer persona.

Esto hace de Facebook un gran aliado cuando lo que buscas es hacer impresiones que, aunque no generan necesariamente una conversión, harán que tu producto o servicio sea visible para los ojos indicados.

Conversión

Es un punto muy debatible, pero cuando analizamos la intención de uso en ambas opciones, Google es mucho mejor alternativa para esta meta. Y es que si el cliente ya tiene detectado su dolor y sabe qué es lo que necesita para resolverlo, buscará una solución en el buscador, no en Facebook.

Por su parte, Facebook es un gran aparador para ganchos rápidos en donde el prospecto no comparará tanto y funciona más como una compra de impulso.

Piénsalo como un supermercado, los pasillos son Google (el cliente sabe que encontrará exactamente en cada uno), mientras que Facebook son aquellos productos que se encuentran en el área de caja y que la gente consume sin buscar realmente.

Entonces, ¿cuál elegir?

Como ya sabes, tu estrategia de marketing debe contemplar el embudo completo del proceso de compra de tu usuario, por lo que una mezcla de ambas herramientas es lo ideal.

 

Si se trata de una marca o producto nuevo que aún está ganando territorio dentro de la mente de los consumidores, entonces es más recomendable una estrategia de posicionamiento, por lo que Facebook es ideal.

Si, por el contrario, se trata de aumentar las ventas de un servicio que ya está bien posicionado, entonces una estrategia de conversión en Google hace más lógica.

¿Cuál es la estrategia de anuncios que estás siguiendo? ¿Has encontrado problemas con tus anuncios y necesitas ayuda? Ponte en contacto con nosotros, te ofrecemos una auditoría completa de tus anuncios para darte mejores resultados y mucho mejores retornos por tu inversión en Facebook Ads.New call-to-action

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya es una emprendedora con 10 años de experiencia poniendo manos a la obra y consiguiendo resultados. Se especializa en Inbound Marketing e Inbound Sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

10 errores comunes del Inbound Marketing y cómo evitarlos

Inbound Marketing es una de las metodologías más usadas en los últimos años, y es que nada suena mejor que dejar que los clientes lleguen a ti en lugar de tener que estar persiguiéndolos con anuncios ...

¿Cómo eficientizamos las ventas de Rentokil México con HubSpot?

Rentokil es una empresa especializada en el control de plagas con más de 100 años en el mercado con presencia en más de 80 países a nivel mundial, hoy con operaciones en 10 países de Latinoamérica, ...

¿Usar o no emojis en tu estrategia de marketing? Esa es la cuestión

Quien nunca haya usado un emoji en su vida que levante la mano. Los emojis llegaron para quedarse (a excepción de Hollywood, donde realmente decepcionaron). Y es que estas imágenes son ya parte de ...