Inbound vs Outbound ¿quién es el rey del marketing?

31 enero, 2020

Si eres un nativo digital, seguramente tu primera reacción es pensar que el Inbound es el futuro y poco a poco desplazará al Outbound. En cambio, si eres de la vieja escuela seguramente piensas todo lo contrario: tu marca tiene que estar en la mayor cantidad de sitios para que te ubiquen.

Entonces, ¿quién tiene razón? Aunque las posturas anteriores son válidas, lo mejor es encontrar el balance entre ambas. Al final son más un complemento que una contradicción.

Breves definiciones

Inbound Marketing

Es la estrategia que atrae al consumidor con contenido de su interés. Para hacerlo se vale de blogs, videos, redes sociales y cualquier otro formato que resuelva las inquietudes de los prospectos.

Una vez que estos se acercan, es porque ya están sensibilizados y educados acerca de tu marca.

Si quieres saber todo lo necesario acerca de esta metodología, conoce nuestra Guía completa sobre Inbound Marketing.

Outbound Marketing

Es la estrategia de marketing tradicional en la que se confronta al usuario con anuncios, ya sea en espectaculares, revistas o hasta en displays albergados en la web.

El Outbound utiliza comunicaciones son masivas, por lo que es difícil segmentarlas; en lugar de llegar a 1,000 usuarios potenciales, impactas a millones de los cuales solo un porcentaje tiene interés en tu producto o servicio.

Ventajas

Una de las grandes ventajas del Inbound es la capacidad que tiene de medir exactamente el retorno de inversión que te genera.

Gracias a que todas sus acciones  se desarrollan en un ecosistema digital (por ejemplo, en plataformas como Hubspot), es muy fácil que tengas trazabilidad de cuál es el comportamiento de tus prospectos, cuántas veces visitaron tu página antes de comprar, cuántas llamadas o correos necesitó para contestarte y cuáles son los contenidos que mejor conversión tienen.

Esto es música para los oídos de cualquier experto en marketing, pues 40% de las empresas ven la medición del ROI como un desafío (Hubspot).

Además, una estrategia Inbound no termina con la venta, sino que propone un método completo en el cual se sigue nutriendo al cliente para fidelizarlo y manterlo por el mayor tiempo posible. Es decir que desarrolla relaciones de confianza y duraderas con los clientes. Esto es algo que otras estrategias de marketing no pueden lograr.

Por su parte, el Outbound también aporta dentro de la etapa de consideración de tu usuario. Es más, puede llegar un punto antes todavía. Gracias a que llega a una población más amplia, logras conectar con prospectos que no sabían que necesitaban de tu producto o servicio.

Si lo utilizas de forma estratégica, un anuncio tradicional es la manera más rápida de generar momentum y nuevos usuarios.

Si dispones de un presupuesto importante, es una excelente manera de dar a conocer tu marca y mantenerla bien posicionada dentro de la mente de los consumidores.

Desventajas

Como toda moneda, cada estrategia tiene dos lados. El Inbound tiene sus deficiencias: por ejemplo, se trata de una estrategia más lenta y que necesita tiempo para dar resultados cuantificables.

En tus primeros meses haciendo Inbound puedes no ver resultados y en muchos casos esto se convierte en razón de abandono para quienes tienen poca paciencia y disciplina, convirtiéndose en un desperdicio de dinero.

En cambio, con el Outbound sucede lo contrario, obtienes victorias rápidas y un reconocimiento inmediato, pero al largo plazo no es sustentable, pues si no lo complementas con una campaña de educación, después de un tiempo se convierte en parte del paisaje.

Sumado a lo anterior, una estrategia Outbound llega a ser hasta 39% más costosa que una Inbound (Wpforms).

¿Cómo balancear?

Al final, las limitaciones que tiene cada una de estas dos estrategias se complementan con las ventajas de su contraparte. Por esto, más que pensar en cuál elegir, es importante que antes de hacerlo definas bien a quién quieres llegar, cómo es tu consumidor ideal y qué tan consciente está de que te necesita.

Esta información es clave para que sepas cuánto necesitas invertir en una campaña de posicionamiento (principalmente Outbound) y cuánto en una campaña de fidelización y conversión (definitivamente Inbound).

Si aún no te queda claro cómo empezar o a cuál de estas estrategias debes darle prioridad, agenda una cita con nosotros.New call-to-action

 

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya is an entrepreneur with over a decade experience in pulling up her sleeves and getting S*** done. She is specialized in inbound marketing and inbound sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

Marketing Digital, Ads

LinkedIn Ads vs Facebook Ads: ¿Cuál es mejor para empresas B2B?

No importa cuán orgánica sea tu adquisición de prospectos, hoy en día es necesario contar con una buena estrategia de anuncios para impulsar todavía más el crecimiento de tu negocio. Y las redes ...

20 noviembre, 2020
Marketing Digital

7 herramientas de marketing que toda empresa debe tener en 2021

Desde un CRM potente para administrar tus contactos, hasta la plataforma que usarás para comunicarte con tus clientes en distintos canales, aquí te decimos cuáles son las herramientas de marketing ...

19 noviembre, 2020
Ventas Inbound, Marketing Digital

¿Cómo hacer que Marketing y Ventas trabajen juntos?

Es común encontrar empresas en las Marketing y Ventas mantienen una rivalidad sin sentido, que no solo hace menos disfrutable el trabajo de ambos, sino que tiene un efecto directo sobre la ...

16 noviembre, 2020