Ranya Barakat

Magento vs. Shopify, la batalla del e-commerce

Tiempo de lectura: 3 minutos

Si estás pensando en abrir tu e-commerce, seguramente estas dos empresas están dentro de tus finalistas y es que, aunque ambas satisfacen una demanda muy específica, no podrían ser más diferentes. Por eso decidimos enfrentarlas una a una para ver cuál es la que más te conviene.

El siguiente artículo no se trata de definir un campeón absoluto, sino encontrar las ventajas y problemas de cada desarrollo para que puedas tomar la mejor decisión.

Desde cómo funciona el hosting hasta los esquemas de pago, estas dos plataformas no podrían ser más distintas. Por un lado está Shopify, creada para quienes están por empezar un e-commerce y necesitan una solución fácil y rápida, mientras que Magento es una alternativa mucho más completa, pero también más compleja.

Listo para usar

En esta categoría no existe duda de quién es el ganador. Shopify es una solución lista para empezar a vender cualquier tipo de producto desde el día que contratas un plan. Ya sea que quieras vender solamente a través de Facebook, para lo que existe Shopify Lite, o que desees montar tu propio e-commerce con página web, catálogo ilimitado y hasta sección de blog.

Gracias a que Shopify resuelve todo, desde el hosting para tu página, hasta los métodos de pago para que vendas cuanto antes, no necesitas saber absolutamente nada de programación o incluso diseño. Eso sí, una vez que quieres empezar a hacer ajustes y personalizar aún más la página, es cuando empiezan a haber problemas.

Por su parte, Magento es una plataforma que requiere de conocimientos técnicos de programación, así como contratar un hosting por separado e ir armando la página poco a poco, por lo que se vuelve una alternativa más complicada.

Diseño

Shopify es una solución más comercial y cuenta con una gran cantidad de templates listos para personalizar. Aunque la sección de plantillas gratuitas es bastante limitada en cantidad, los diseños de estas son bastante actuales, por lo que resulta fácil adaptarlos a cualquier producto que desees vender.

En el caso de Magento, al tratarse de una plataforma abierta, existen mucho más alternativas gratuitas para escoger, sin embargo muchas de estas no se encuentran actualizadas.

Si dentro de tu presupuesto estás considerando el diseño, ambas plataformas cuentan con alternativas prefabricadas que complacen hasta a el más exigente. No obstante, aquí la ventaja la tiene Magento, pues sus opciones de pago son más variadas y para distintos presupuestos.

Flexibilidad

Definitivamente, Magento tiene mucho mayor flexibilidad que cualquiera de sus competidores. No solo a nivel de programación, sino que al tratarse de una plataforma que no incluye hosting, puedes establecer cuáles son las especificaciones que mejor se adaptan a lo que buscas, desde el tráfico que esperas tener un tu sitio, hasta la seguridad de la información que manejas.

Y, si piensas trabajar con un desarrollador web especializado, puedes crear una página realmente única que resalte de las demás.

Atención

Esta categoría es un poco engañosa. Por un lado, todos los planes de Shopify incluyen atención 24/7, lo que es una gran ventaja para quienes buscan soluciones rápidas, sin embargo, la gran ventaja que tiene Magento es que, al tratarse de una plataforma abierta, cuenta con una comunidad mucho más proactiva que publica problemas y soluciones para la misma.

En este aspecto, la cantidad de contenido que hay acerca de Magento es sumamente amplia y siempre es fácil publicar una duda con la certeza de que algún buen samaritano la responderá cuanto antes.

Costo

Por un lado, Shopify ofrece planes muy claros con tarifas fijas, por lo que sabes exactamente lo que te costará: $29 dólares al mes por el plan básico, $79 dólares al mes por el intermedio y el más avanzado por $299 dólares al mes. Además, cada transacción genera un costo de un porcentaje de la venta (desde el 2.9% hasta el 2.4% + 30¢ de dólar). Esto sumado a si decides comprar un template original.

En el caso de Magento, es una plataforma gratuita, sin embargo tienes que considerar el costo del hosting, la aplicación que usarás para hacer los pagos, y las herramientas de seguridad y analítica que decidas implementar, entre otras integraciones que elijas. Esto sin contar la tarifa del desarrollador que, por lo general, termina siendo mayor del presupuesto inicial. Por eso, estimar un costo con este proveedor se convierte en una tarea mucho más complicada.

Comparar estas dos plataformas es difícil, ya que a pesar de que ofrecen una solución al mismo problema, la forma de hacerlo de cada una es muy distinta. Si buscas lo práctico, definitivamente la mejor alternativa es Shopify, pero si quieres tener el control absoluto de lo que sucede en tu e-commerce, entonces necesitas desarrollar tu página usando Magento.SaaS Marketing

Ranya Barakat

Ranya Barakat

Ranya is an entrepreneur with over a decade experience in pulling up her sleeves and getting S*** done. She is specialized in inbound marketing and inbound sales.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.