Ismail Aly

6 pasos para contratar a un freelancer

Tiempo de lectura: 4 minutos

El esquema laboral ha cambiado mucho en los últimos años y esto ha dado pie a una generación completa donde quienes buscan trabajar por su cuenta se han multiplicado y expandido, lo que da a las empresas chicas y medianas la oportunidad de contar con los servicios de especialistas sin invertir fortunas.

Pero contratar un freelancer no es tarea sencilla. Al haber una oferta tan grande, elegir puede ser una tarea dolorosa y compleja que puede terminar en un mal resultado. Para evitar esos problemas, sigue estos pasos antes de comprometerte con un nuevo colaborador externo:

1.- Haz un plan


En realidad este es un antepaso para poder empezar, pero es importante dejarlo claro.

Un freelancer es un excelente aliado, siempre que tanto él como tú tengan muy claro lo que esperan de esta relación. Define desde el principio cuáles son los objetivos, las metas y alcance del proyecto, tal como aconseja Hubspot.

A diferencia de cuando contratas a una agencia o una consultora, aquí estás contratando un especialista que vendrá a poner manos a la obra y no a desarrollar la estrategia desde cero. Por lo tanto, es crucial que sepas qué necesita tu empresa.

Esto ayuda a que el contratado evalúe si tiene las habilidades necesarias para cumplir con el proyecto y tú, como contratante, puedas exigir los resultados que buscas.

Ahora bien, no quiere decir que el proyecto no pueda evolucionar o cambiar una vez iniciado, pero entre más claro sea tu camino, menos posibilidades hay de que te desvíes.

2.- Define un presupuesto

Ten en cuenta que uno recibe lo que está dispuesto a pagar. Y sí, puede ser que tengas una gran habilidad para encontrar talento a buen precio, pero la mayoría de las veces el costo está directamente relacionado con las habilidades del freelancer (o si no tienes cuidado, de su carisma y facilidad de venderse).

Muchos de estos colaboradores llevan años haciéndose de un nombre y una experiencia y saben perfectamente el valor que aportan a tu empresa.

Consejo: si alguien parece demasiado accesible para ser cierto, probablemente algo no esté bien y mejor considera otras opciones. Y, si el tipo de perfiles que estás buscando están mucho más arriba de tu presupuesto, evalúa aumentarlo o cambiar los alcances del proyecto.

3.- Crea una descripción de puesto

Muchas veces de esto dependerá el talento que consigas.

A los freelancers les gusta ganar bien, eso no hay duda, pero también los atrae el tipo de cliente con el que trabajarán y eso lo detecta desde la oferta que publicas.

Una descripción de puesto mal escrita llama a las personas equivocadas y te aleja de tus objetivos.

Como señala Medium, tu oferta de trabajo debería:

  • Describir el proyecto: aquí no tienes que compartir todos los detalles, pero sí dar una idea de qué es lo que esperas.
  • Vende bien tu empresa: explica qué hace que trabajar contigo sea la mejor opción; por qué alguien quisiera ser parte de tu proyecto.
  • Habilidades necesarias: qué tipo de software necesitará conocer. Por ejemplo, digamos que estás buscando un desarrollador, necesitas explicar el lenguaje en el que tendrá que programar.
  • Sueldo: ya sea que lo tengas presupuestado por hora o por meta, es una información que te ayudará a filtrar muchos candidatos que, o están muy abajo de lo que necesitas (a menos que su autoestima sea muy alta) o son mucho más caros de lo que puedes pagar (no vale la pena enamorarte de un candidato al que no podrás contratar después).
  • Duración del proyecto: si se trata de un trabajo con un tiempo de entrega definido, infórmalo aquí. Si esperas que el freelancer dedique cierta cantidad de horas a la semana, también acláralo en este punto.

4.- Prepara un brief

Esta será la guía para tu nueva contratación una vez que hayas elegido, pero es bueno que tengas listo el material desde antes. No quieres perder valioso tiempo una vez que por fin definiste al candidato.

Recuerda que se trata de un externo a la compañía, por lo que tendrás que darle toda la información posible de la empresa para que pueda desempeñar mejor su trabajo: desde la historia y la razón de ser del negocio, pero también detalles más técnicos como los lineamientos gráficos, el tono de comunicación, límites, procesos internos, personas con las que puede dirigirse para resolver dudas con sus contactos y cualquier otra pieza de información que consideres relevante.

5.- Entrevista candidatos

Depende de la naturaleza del proyecto, pero si es posible un trabajo 100% remoto, no te cierres a candidatos de tu misma zona geográfica, expande tus horizontes.

Prepara bien las entrevistas que harás a los prospectos para que seas tú quien lleva la mano sobre la conversación y no te enreden con terminología que no entiendes, ten en mente qué será lo que preguntarás y qué necesitas saber del candidato para sentirte bien con la elección final.

Gracias a la tecnología (y con la situación mundial actual) puedes agendar todas por videollamada.

Si aún después de hacer entrevistas sigues sin estar seguro, encarga micro proyectos a los candidatos más interesantes (con una paga, claro). Con esto verás cómo se desempeñan. Pero solo hazlo cuando hayas filtrado a los candidatos que te interesan para evitar que se vuelva un proceso demasiado caro, tal como recomienda el sitio Fit Small Business.

6.- Firma un contrato

Estipula bien la oferta económica, las responsabilidades, las metas acordadas, fechas de entrega y los entregables que se harán durante el proyecto. Una vez que todo esté aceptado por ambas partes, es hora de comenzar.

Ahora bien, si prefieres ahorrarte estos pasos y hacer una decisión más segura, revisa lo que te ofrece una Agencia de marketing inbound.

¿Aún no estás convencido de que un freelancer sea la respuesta para ti?

Es normal y es que a veces hay quienes prefieren una empresa en lugar de una sola persona para llevar sus proyectos.

Aquí es donde las agencias son de gran ayuda. Si quieres saber cómo funciona IDS, solo agenda una llamada con nosotros y con gusto te explicaremos todo lo que necesitas.

Nueva llamada a la acción

Ismail Aly

Ismail Aly

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

6 consejos para mejorar la experiencia digital de tus usuarios

Garantizar una buena experiencia digital no significa solamente llevar lo que tienes en el mundo físico al entorno digital. En realidad, debes diseñar desde los cimientos las experiencias digitales ...

¿IDS, Triario o Ariadna? ¿Cuál es la agencia ideal para ti?

Si estás buscando una agencia de marketing digital en Colombia, seguramente ya te topaste con alguna de estas 3 opciones y, aunque todas son muy buenas en lo que hacen, sus enfoques y servicios son ...

Los 8 errores más comunes en un sitio web y cómo corregirlos

Antes de crear tu estrategia digital, de empezar con tus campañas de redes sociales o de seguir con tus esfuerzos de email marketing, es importante que una de tus cartas de presentación más ...