Ismail Aly

Por qué no debes comprar listas de email (haznos caso)

Tiempo de lectura: 4 minutos

Seguramente más de una vez estuviste tentado a comprar una base de datos de miles de correos electrónicos. En principio, tiene lógica. Tener acceso a tantas personas parece una oportunidad que no puedes dejar pasar, sobre todo ahora que es tan fácil crear campañas de Email Marketing.

Pero tener una base de datos es muy diferente que tener leads. Así que por más barata que creas que está esa lista de correos electrónicos sea, aquí te explicamos por qué siempre te saldrá más cara de lo que crees.Sabemos que una buena estrategia de Email Marketing es una de las formas de lograr un mejor retorno a un costo relativamente bajo; 84% de los especialistas de marketing afirman que con este tipo de estrategias les va excelente, indica Content Marketing Institute.

Pero estas estadísticas realmente aplican cuando el receptor del correo ya está interesado en el contenido que recibe. ¿Qué pasa cuando le envías información a un conjunto de prospectos fríos que en su vida escucharon de tu marca? O, peor aún, mandas los emails a una base de datos que compraste sin siquiera saber en qué etapa de su viaje de compras están. Las siguientes razones claramente explican por qué debes evitar esta mala práctica:

Es invasivo

Seth Godin, uno de los líderes de opinión cuando de marketing se trata, explica en su libro Permission Marketing que, antes de interactuar con un posible lead, tienes que ganarte el derecho a hacerlo. En el marketing análogo, los marketeros ponían su marca frente a una gran audiencia esperando conectar con ellos. En cambio, en el marketing moderno el cliente es el que elige si quiere la marca frente suyo. Por eso, cuando compras bases de datos, realmente le hablas a las personas equivocadas, transformando tu marca en una molestia.

Cantidad no es calidad

Por más que te garanticen que la base de datos que estás por comprar está depurada y se trata de usuarios con un perfil similar a de tu buyer persona, la realidad es que muchas de estás bases al final del día llegan a buzones de entrada que nadie lee (incluso se van a SPAM si tu proveedor de email registra que se trata de un envío masivo).

Esto baja la efectividad de tu estrategia de Email Marketing y te hará pensar que mandar correos es un desperdicio de tiempo, cuando la verdad es que simplemente le hablaste a gente que no estaba interesada.

Dañas a tu base de datos

La lista de correos que hoy ya tienes está compuesta de personas que quieren saber de tu marca, las novedades que tienes y cómo les ayuda. Cuando envías correos a gente que no desea recibirlos, te etiquetan dentro de su bandeja de No Deseados o SPAM. Con el tiempo, esta acción repetida hace que incluso aquellos quienes dieron su consentimiento para recibir tu contenido comiencen a enviarte a su bandeja de No Deseados.

No todo tiene un precio

Así como no puedes comprar a un cliente, por más agresivas que sean tus promociones, tampoco puedes comprar una base de datos de calidad. Tener una lista de correos saludables es una tarea que requiere trabajo y dedicación, y no algo que puedas adquirir en el mercado. Incluso, al hacerlo estarías rompiendo con el Reglamento General de Protección de Datos que entró en vigor en Europa en 2018, pues también en estas listas hay residentes europeos.

Tu software te lo prohíbe

La mayoría de los servicios especializados en email marketing (al menos los respetables), no permiten que ingreses bases compradas de correos e insisten en que debes ingresar solo datos de usuarios que accedieron recibir tu comunicación. Esta negativa no es casual; se auto protegen para evitar que su IP sea asociada con correos obtenidos de manera ilegal.

Estás desperdiciando tu dinero

Además de todas las razones enumeradas anteriormente, comprar listas de correos es simplemente una mala inversión. No solo será prácticamente imposible que saque el ROI, sino que tampoco podrás tomar en cuenta los costos perdidos que tendrás por penalizaciones; no solo es el costo de la base de datos, sino lo que perdiste en daños colaterales.

Por donde lo mires, comprar una base de datos de correos electrónicos no es una buena idea. Es mejor tener menor cantidad de usuarios pero que estén comprometidos con tu marca, que una lista infinita de personas enajenadas. Si quieres crear una base de datos leads de calidad, el Inbound Marketing es tu mejor opción.

Ismail Aly

Ismail Aly

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

11 casos de éxito en Inbound Marketing que debes conocer

Cuando se trata de implementar Inbound Marketing en tu negocio, primero debes asegurarte que esta nueva estrategia es buena opción y la mejor forma de hacerlo es revisando casos reales que demuestren ...

¿Es el Inbound Marketing para ti? Descúbrelo con 5 preguntas

Pocas corrientes del marketing han recibido tanto amor como el Inbound en los últimos años. Desde las grandes empresas hasta las start-ups que apenas comienzan, muchas marcas ya se inclinaron por ...

10 errores comunes del Inbound Marketing y cómo evitarlos

Inbound Marketing es una de las metodologías más usadas en los últimos años, y es que nada suena mejor que dejar que los clientes lleguen a ti en lugar de tener que estar persiguiéndolos con anuncios ...