¿Por qué apesta tu contenido online?

¿Por qué apesta tu contenido online?

Blog

¿Por qué apesta tu contenido online?

Escrito por Ranya B

Temas: Inbound Marketing, Marketing de Contenidos

Tiempo de lectura: 4 minutos

25-oct-2018 17:58:36

Ya armaste tu estrategia de contenidos, pensaste los temas y comenzaste a publicarlos en tu blog empresarial, pero algo raro sucede. No estás convirtiendo suficientes clientes potenciales. ¿Quieres saber por qué?

Porque tu contenido apesta. Pero no se trata de cómo está realizado o escrito, sino que está podrido en la raíz.

Existen diversos motivos por los cuales tu estrategia de contenidos puede no estar funcionando, pero nunca es tarde para remediar estos errores o mejor, considerarlos antes de cometerlos, para que así tenga prioridad sacar al aire aquel contenido online que sí llamará la atención de prospectos, a diferencia de uno que satisfaga las necesidades de la misma empresa.

Porque, finalmente, todo sitio web necesita contenido original para que llame la atención.

Centrarse demasiado en el producto

Lo sé. Mostrar lo genial que es tu producto o servicio es tu principal meta, y tener a alguien leyendo 15 minutos lo útil que es tu marca es ideal. Sin embargo, debes enfrentar una realidad: no son muchos los que querrán leer sobre éste por su propia iniciativa. Y menos aún por tanto tiempo.

La meta de una estrategia debe ser invitar a lectores a que entren a tu portal a través de sus propios medios, por lo que debes apelar a sus intereses y a lo que están buscando, para así generar contenido informativo relacionado a la industria y un interés legítimo en tus blogs o videos.

Son muy pocos los usuarios que entrarán a tu portal buscando una opinión fidedigna o una reseña sobre lo que ofreces. Si bien esto debe estar presente en tu sitio, no debe ser la principal prioridad.

Lo que 96% de estos usuarios estarán buscando será información útil, práctica y la opinión de los líderes de la industria (Demand Gen Report, 2016)

Personalizarlo a tus clientes

Cada semana lanzas un nuevo contenido de un nivel tan impresionante que parece una tesis de doctorado. Citas por doquier, un estilo tan formal que impresionaría a un rey y fundamentos matemáticos dignos de un Premio Nobel. No obstante, tu negocio de rodamientos para patinetas no está convirtiendo leads. ¿Por qué será?

La respuesta parece obvia: no estás orientando tu contenido al perfil de tu cliente. Cada negocio tiene un perfil de cliente ideal (llamado Buyer Persona en marketing) a quien se debe orientar todo este contenido. Antes de comenzar a escribir, es recomendable que hagas un estudio para determinar cuáles son los patrones que se repiten entre todos tus actuales clientes.

No bastan sus datos demográficos. Investiga qué es lo que están buscando en Internet, cuáles son sus principales necesidades y cuáles son los problemas que necesitan resolver.

Con esta información, comienza a realizar tu estrategia de contenidos basada en lo que este perfil imaginario necesita y qué podría buscar de manera orgánica en Google. Si sabes que tus clientes solían tener problemas de abastecimiento en rodamientos de diferentes diámetros, escribe un blog sobre “¿Cuántos rodamientos necesito comprar para satisfacer mi demanda?”.

Esta es una pregunta que ellos buscarán en Google y tu marca aparecerá como la primera opción, lista para solucionar sus necesidades y eventualmente transformarlos en futuros clientes.

Ofrecer algo para todo el camino

Una estrategia de contenidos es tal como su nombre lo indica: una estrategia de contenidos. Que esté bien planificada es la base de su concepto como tal, pero según el Content Marketing Institute sólo 32% de los encargados de marketing B2B poseen una estrategia activa.

Planificar una estrategia no sólo plantea qué es lo que se va a escribir, sino también cómo se dividirán los temas para apelar a las distintas fases de compra que puede tener un cliente. En los puntos anteriores hemos hablado sobre cómo se suele ir a los dos extremos: ofrecer el producto al final o al principio durante el proceso de atracción, pero el contenido debe estar pensado para cada fase del proceso.

Los clientes pasan por las etapas de descubrimiento, reconocimiento y decisión durante su Buyer's Journey (viaje del comprador) y el contenido debe tener un foco para cada uno de estos clientes. O si no, simplemente estarás apelando a un mismo grupo y tu conversión no tendrá éxito, transformando tu blog en un fiasco.

Este paso es muy importante para mantener el ciclo de visitas activos y así evitar esa atracción principal no sea simplemente un encuentro casual. Seguirlos durante todo el proceso los mantendrá ingresando constantemente hasta que sean asiduos a tu sitio y se encanten con tu contenido.

No es auténtico

La respuesta es simple: ¿Por qué los visitantes deberían leer tu contenido si es simplemente una recreación de lo que ya ven en todas partes? Tomar información y hacerla propia cambiando algunas palabras no servirá, simplemente. No sólo porque perderás la oportunidad de crear un estilo único y un punto de vista que te definirá como marca, sino que además Google castigará a aquellos blogs que roban información al bajar su posicionamiento.

"¿Pero esto no es lo que hablan de contenido redireccionado?", preguntarás. Y no,  redireccionar contenido no consiste en tomar lo que no es tuyo y transformarlo en algo más. Es tomar tu propio contenido y mejorarlo para crear uno nuevo, transformarlo en otro medio como videos o infografías, o incluso republicarlo con un enfoque diferente respondiendo a una tendencia o a un alza en las visitas.

Crear tu propio contenido significa escribir sobre algo luego de hacer tu propia investigación. Puedes citar a estas fuentes que encuentres, o incluso escribir a partir de tu propia experiencia, pero haz que sea tuyo. No robes las palabras de otros.

No es amigable para el SEO - A Google no le gusta

Imaginemos que has seguido todos los pasos anteriores y creaste una linda y limpia estrategia. Pero tu contenido aún no está convirtiedo visitantes en leads. ¿Por qué todavía pasa eso? Puede ser simplemente que no estás siendo descubierto. No pueden encontrarte incluso aunque estés ahí mismo.

Tener una debida Optimización de Motor de Búsqueda (SEO en inglés),  puede ser el factor de vida o muerte en tu blog. Contar con las keywords adecuadas, una estructura web debida, títulos pertinentes, links funcionales y seguros puede mejorar la posición en la que tu sitio web aparece en las búsquedas orgánicas del prospecto, transformándote en una prioridad mayor cuando la persona decida dónde o cuándo hacer click.

Al final del día, que tu contenido no apeste depende de ti. No obstante, siguiendo estos consejos podrás limpiarlo desde la base para que así el producto final sea uno que te traiga prospectos, leads y futuros clientes que hayan quedado encantados durante todo el proceso y no sean simples visitantes.

La guía definitiva del marketing de contenidos

Ranya B
Ranya B

Ranya es una emprendedora con 10 años de experiencia poniendo manos a la obra y consiguiendo resultados. Se especializa en Inbound Marketing e Inbound Sales

Síguele en:      

¡Déjanos aquí tus comentarios!