Ismail Aly

Los 5 problemas más comunes en un ecommerce y cómo resolverlos

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tener un ecommerce es mucho más que solo habilitar una página de venta en línea y diseñar un par de llamados a la acción atractivos. Al igual que un negocio físico también se enfrenta con problemas de seguridad, inventario, publicidad y logística.

Por esto, estar al pendiente de todos sus desafíos marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Ahora te decimos cuáles son los más comúnes y qué hacer para solucionarlos.

1. Se generan más contactos de los que puedes atender

Aunque parece algo bueno, la realidad es que no lo es. Conforme tu tráfico empieza a incrementar y los clientes llegan a tu sitio, también aumentan las dudas que pueden tener acerca de tus productos y servicios, lo que ocasiona que tu centro de contacto o equipo de atención a clientes se sobresature frente a tantas solicitudes y termine generando malas experiencias por no poder atenderlos a todos.

Solución

Una opción es crecer tu equipo de atención a cliente, sin embargo esto solo es el primer paso. También haz una evaluación de las preguntas que más hacen tus clientes y crea una base de conocimiento para que las resuelvan sin tener que contactarte. Esto puede estar en una página de FAQ o implementado con un chatbot en tu sitio.

2. Políticas de devolución deficientes

Comprar en línea es un acto de confianza en muchas ocasiones, y es que al no poder ver el producto físicamente, tu cliente únicamente puede confiar en tu marca, por ello hay que reducir al mínimo las fuentes que generen conflicto.

Una razón muy fuerte para que abandonen el carrito o ni siquiera intenten comprar es la falta de políticas de devolución claras y transparentes.

Solución

Si deseas ser competitivo, es importante que tus políticas no estén llenas de candados y complicaciones, sino que hagan la experiencia de tu usuario lo más simple posible y, en el caso de que desee un cambio, permitírselo.

Claro, en principio puede sonar como una muy mala idea donde seguramente todos abusarán de esta política, sin embargo no sucede así. Ablanda tus políticas (siempre evaluando el costo-beneficio) y verás cómo mejora tu conversión.

Eso sí, procura que tu promesa de valor se cumpla en cada producto o servicio, de lo contrario, tus clientes notarán que mientes y te lo harán saber.

3. Envíos tardíos

Vivimos en el mundo de Amazon Prime y los envíos inmediatos, por lo que tus tiempos de entrega pueden ser lo que impida a tu negocio seguir creciendo en línea. Según información de ComScore, aproximadamente la mitad de los compradores digitales no están dispuestos a esperar más de 5 días por sus productos.

Solución

Sabemos que suena difícil competir contra las políticas de envío de estos gigantes, sin embargo no es imposible. Busca un proveedor confiable de paquetería y, si por un tema de presupuestos te es imposible cubrir el sobrecosto del envío inmediato, ofrece a tus clientes distintas opciones de tiempo de entrega con diferentes costos.

4. Fraudes y contracargos

Uno de los principales dolores de cabeza de las tiendas en línea son los cargos no autorizados y contracargos una vez que ya se entregó el producto, lo que genera pérdidas importantes.

Solución

Revisa bien el contrato que tienes con tu motor de pago y de preferencia ten a una persona especializada en pagos y fraude dentro de tu equipo digital. Algunos motores como Mercado Pago te cubren los contracargos, sin embargo esto es a costa de comisiones elevadas y una tasa de rechazos bastante elevada. También puedes contratar tu propia herramienta antifraude para garantizar la seguridad de tus transacciones.

5. Poco tráfico

Al igual que una tienda física, tu tienda virtual necesita que la gente llegue a ella a comprar. Un buen indicador es una conversión que oscile entre el 1% y el 2% de tus visitas, por lo que si esperas 100 transacciones al día, deberías tener un tráfico de 10,000 visitantes por día.

Solución

Necesitas tener una estrategia completa de marketing digital para atraer la mayor cantidad de visitas posible. Lo ideal es un buen balance entre marketing de contenido, campañas en redes sociales, posicionamiento orgánico y anuncios en Google y Facebook.

Cuando combinas todo esto puedes estar tranquilo de que tendrás un tráfico óptimo que llegará constantemente a tu sitio y que tus esfuerzos en publicidad digital serán proporcionales a tus ventas.

También es recomendable que busques un partner que te ayude con esta estrategia para generar tráfico calificado hacia tu sitio y que te apoye con las auditorías de tus campañas.

¿Estás listo?

Estos son los principales problemas que hemos encontrado con nuestros clientes, ¿tienes algún otro que nos haya faltado mencionar? Si es así, ponte en contacto con nosotros y cuéntanos tu caso, nos encantará ayudarte y compartir esa experiencia con otros dueños de ecommerce como el tuyo.

Auditoría de e-commerce

Ismail Aly

Ismail Aly

Ingeniero de software, emprendedor y consultor con más de 10 años en asesorías en marketing digital, experiencia del usuario, gestión de procesos y personalización.

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

¿Cómo aumentar las ventas de tu ecommerce?

Vender por Internet no se trata solamente de tener una tienda en línea, sino también de lo que viene después de montarla. Atraer nuevos clientes, generar tráfico y hasta fidelizar a esas personas que ...

Las mejores 6 plataformas para ecommerce

Una de las desiciones más importantes a tomar antes de lanzar tu ecommerce es saber en qué plataforma lo harás. Y, aunque siempre puedes cambiar de proveedor después de un tiempo, lo mejor es pensar ...

10 libros que mejorarán tu e-commerce (y tu vida)

Montar un e-commerce requiere de mucho conocimiento y seguramente te documentarás durante bastante tiempo con toda la información al respecto de cuál es el mejor servicio de paquetería, la plataforma ...