Ismail Aly

Shopify: pros y contras de este gigante del ecommerce

Tiempo de lectura: 8 minutos

USA estas alturas es muy probable que ya hayas comprado desde esta plataforma sin siquiera notarlo. Es hoy la plataforma líder para la creación de tiendas en línea gracias a su software intuitivo, excelentes aplicaciones y capacidad de personalización. Pero, ¿es realmente tan bueno? Sigue leyendo para averiguarlo.

No importa si eres una startup que apenas comienza o una empresa consolidada que quiere de otra manera a sus clientes. Shopify es una herramienta creada para adaptarse a tus necesidades de venta online

Pero claro, tiene sus ventajas y desventajas, como toda tecnología.

Conveniencia

Si las metas de tu empresa para este año contemplan empezar a vender en línea, entonces necesitas una solución que, sin necesidad de una gran inversión (de tiempo y dinero) te ofrezca la posibilidad de empezar a vender cuanto antes. Ya después vendrán todas las pruebas, optimizaciones, campañas de Email Marketing, anuncios en Google Ads, alianzas estratégicas y más.

Pero si no cuentas con una base sólida, es decir, una tienda funcional, nada de lo que hagas después ayudará a la venta. Esto hace de Shopify un aliado tan interesante; en poco tiempo puedes elegir el dominio y hacer tu primera transacción sin necesidad de conocimientos avanzados de TI.

Facilidad de uso

Esta es definitivamente la cualidad que hace de este software la segunda opción de ecommerce más utilizada del mundo (después de WooCommerce).

Más de 500.000 negocios lo usan para sus ventas en línea y está disponible en 175 países; solo para que compares: Amazon solo opera oficialmente en 13 países).

Además, Shopify puede ser tan básico o complejo como lo necesite su usuario.Si eres una persona que solo está explorando el mundo del ecommerce y quiere crear un sitio web para empezar a vender productos, no requieres de ningún conocimiento de programación o desarrollo para usarlo. Es más, tan solo después de darte de alta en la plataforma, el mismo sistema te guía a través de sus funciones para que, en cuestión de unas cuantas horas tengas tu sitio en operación y listo para vender (que deberás optimizar constantemente, claro).

Y gracias a sus plantillas prediseñadas e inteligencia de mercado, la creación de un ecommerce es casi tan sencilla como crear una nueva cuenta en cualquier otra aplicación o herramienta.

Esto no significa que Shopify sea una alternativa únicamente para nuevos jugadores del mundo del comercio; también es una de las opciones más usadas por empresas de retail para migrar a la venta en línea sin tener que invertir en costosos desarrollos.

Además, y, gracias a que puedes encontrar una app para casi todo en su tienda, adaptarla según las necesidades de la empresa, es muy sencillo.

Costo

Shopify puede ser una solución económica o una muy costosa, dependiendo de las necesidades que tengas que cubrir. Lo que es muy refrescante es que la posibilidad de adaptarse a cualquier presupuesto es real. Desde tan solo US$29 al mes obtienes tienda funcional y rápida (ocupando una plantilla básica y con algunas limitaciones de operación), hasta US$ 2.000 al mes; este último precio incluye dominio (los adquieres a través de Shopify o usas el que ya tengas) y muchas apps que podrían terminar costándote una pequeña fortuna si las compras por tu cuenta.

Al ser una plataforma escalable, es fácil empezar con un plan básico e ir creciendo conforme la venta lo requiere. No por nada empresas como Hasbro, Penguin Books o KKW Beauty usan Shopify como su proveedor ecommerce.

Y, aunque es muy económico para tratarse de una solución plug-and-play, cuando empiezas a comprar aplicaciones para que se adapte a tu ideal de un ecommerce, el costo empieza a elevarse; después de un tiempo, volverse incluso más costoso que desarrollar un sitio con un equipo completo de UX y UI.

Plan Lite

No es realmente un ecommerce como tal, pero es la opción que Shopify te da para usar su infraestructura y poder vender fácilmente desde Facebook. Por tan solo US$ 9 al mes, cuentas con un sistema de gestión de inventarios y pedidos, ideal para marcas emergentes que quieres probar suerte en redes sociales antes de aventurarse a algo más grande

Plan Básico

Este es el plan ideal para emprendedores que desean probar suerte en el comercio electrónico. Por solo US$ 29 al mes, su principal limitante es que no permite tener más de 2 cuentas de empleado, lo que hace más complicada la operación en caso de ya contar con un equipo de trabajo que necesite accesos específicos. Sin embargo, una de las grandes ventajas es que desde esta versión ya puedes tener en tu tienda una cantidad de productos y variantes ilimitadas, dándote mucho margen para maniobrar.

El segundo inconveniente de este plan es la falta de reportes. Y, a menos de que lleves un control manual muy preciso y generes tus propios tableros de control, el costo beneficio de no tener esta herramienta puede salir caro al largo plazo.

Finalmente, está el cargo por transacción. Sí, además de lo que tu proveedor de pagos te cobra por transacción, debes agregar un 2% de cada venta que se va para Shopify. Es una comisión importante, pero al depender directamente de la venta es algo que puedes controlar fácilmente.

Plan Shopify

Este es el más recomendable para empresas con un poco más de experiencia y que ya cuentan con una estrategia real y que conocen perfectamente su P&L. Con un costo mensual de US$ 79 al mes ya es menos accesible para alguien que solo está en la etapa de consideración, pero las ventajas son notorias. En esta versión ya cuentas con hasta 5 cuentas de empleados, lo que te permite tener un equipo de trabajo, desde un encargado de operaciones, hasta un experto en marketing y que cada uno pueda hacer su trabajo desde la plataforma.

Los informes para reportabilidad que ofrece este plan ya cuentan con un grado de profesionalismo que te servirá para tener control absoluto de tu negocio.

Finalmente, la diferencia más importante es la comisión por transacción, que baja a solo 1%. Piénsalo así, si proyectas ventas de más de US$ 5.000, la diferencia entre el básico y este plan se compensa solo con las comisiones.

Plan Avanzado

La diferencia entre el plan anterior y este es más significativa, pues el Plan Avanzado se eleva a US$ 299 al mes, poco de 3x el valor del anterior y, aunque si tiene algunas mejoras significativas, como una comisión pro transacción de solo el 0,5%, está enfocado en empresas medianas o grandes que requieren de informes más detallados para sus ventas.

Además de que te permite hasta 15 usuarios, este plan se destaca por una herramienta de personalización de reportes que permite al dueño de la tienda tener un panorama mucho más completo de cada una de sus ventas, desde la fuente de origen de tráfico, hasta saber información detallada de tus clientes, desde aquellos que están en riesgo de abandonar y los que son ya leales a tu marca.

Para finalizar con las ventajas, a partir de este plan ya puedes conectar tu tienda con la aplicación de tu servicio de paquetería para ofrecer a tus clientes costos de envío directamente calculados por tu proveedor de este servicio. Lo que te permite que puedas olvidarte (parcialmente) de este tema y te puedas dedicar a vender más.

Shopify Plus

Esta es la versión que Shopify ofrece a empresas grandes y, es que solo una empresa con números sólidos puede pagar una cuota mensual a partir de US$ 2.000 al mes (o 0.25% de tu facturación), sobre todo cuando la principal ventaja de este plan es su capacidad de procesar hasta 10.000 transacciones por minuto, es decir, volúmenes sumamente elevados.

La segunda ventaja es que puedes tener cuentas ilimitadas para colaboradores, que, siendo muy honestos, requeriría de una operación extremadamente compleja para que 15 (Shopify Avanzado) no sean suficientes.

Y, finalmente, una de las mayores fortalezas de este plan no está disponible en muchos países (aunque seguramente llegará) fuera de Estados Unidos: Shopify Payments. Esta es la plataforma de pago integral da la opción a tus clientes de hacer sus compras con un solo clic, lo que ayuda a aumentar la conversión hasta en un 18%. Pero, nuevamente, esto solo está disponible actualmente en Estados Unidos y Canadá.

Omnicanalidad

Otra de las soluciones que Shopify tiene para empresas de retail tradicional o, en caso de que tu negocio venda en ferias y eventos especiales, está Shopify POS. Se trata de un sistema de punto de venta que convierte tu ecommerce en una terminal de venta física al mismo tiempo, lo que permite una venta omnicanal sin importar donde estés.

No solamente te facilita las ventas cuando offline, también es una excelente opción para tener tus inventarios actualizados y siempre saber cuánto producto tienes disponible. También te evita la necesidad de contratar un sistema complejo para administrar tus ventas, dándole mayor flexibilidad a tu negocio para que tanto las ventas en línea como offline estén en el mismo sistema.

Personalización

Aquí es una de las áreas en las que más flaquea la empresa de soluciones para ecommerce. Si bien siempre encontrarás una aplicación que te ayude a lograr tus objetivos, después de que tienes una cantidad considerable de aplicaciones en uso al mismo tiempo, corres con el riesgo de que entre ellas no haya buena comunicación y genere errores en la usabilidad de tu sitio.

Aunque se trata de una herramienta muy poderosa con gran capacidad de adaptación, existen algunas funciones básicas que no podrás tener a menos que ingreses código o contrates una aplicación externa, por lo que si tu empresa necesita una pieza hecha completamente a la medida, definitivamente encontrarás problemas en este departamento.

Te doy un ejemplo: la personalización de notificaciones automatizadas. El sistema está precargado con varios puntos de contacto con el cliente, pero crear uno distinto a estos es complicado. Entonces, los correos de confirmación de pedidos, envíos, recepción y recordatorio de carrito abandonado, no requieren gran trabajo (a menos que desees programar reglas específicas) y son fáciles de implementar de inmediato, pero si deseas agregar una nueva fase al proceso, tal vez enviar actualizaciones del pedido o detallar una etapa dentro de la producción de la orden de tu cliente, es complejo.

Y, como se trata de un lenguaje de programación menos común en otras plataformas (Liquid), encontrar un especialista cerca de ti que lo hable no siempre es tan sencillo.

Analíticos

Es cierto, desde el plan intermedio Shopify ya cuenta con herramientas analíticas que te permiten tener un reporte acertado del comportamiento de tus usuarios y el desempeño de tu tienda.

Sin embargo, sigue sin ser una maquinaria tan poderosa como la de Google Analytics y, lamentablemente, la integración entre ambos no es la ideal (todavía). Así que terminarás con dos alternativas: contratar un experto que te ayude a integrarlas o confiar en los analíticos proporcionados por Shopify.

Si tomas la segunda opción y tienes una empresa que apenas comienza y que no cuenta con un equipo robusto de marketing digital, lo que ofrece Shopify es más que suficiente, pero conforme tu negocio crece, esta limitación se hará más evidente y complicada. Y, en el mundo del comercio electrónico, la norma es optimizar constantemente el desempeño para obtener el mejor retorno.

Productos

La gran ventaja de Shopify es que ya con su plan más básico vendes una cantidad ilimitada de productos. El problema es que no todos los productos son iguales y cuando se necesitan campos especiales, se vuelve una experiencia muy difícil.

Digamos que tienes una tienda de poleras; es muy fácil crear variantes para colores y tamaños, pero si buscas una personalización más compleja que incluya además otras combinaciones, como color, tamaño, material y estampado, es una pesadilla logística. Si tus productos son simples, no tendrás ese problema, pero en un mundo donde la personalización es cada vez más común, el gigante del ecommerce cojea en la categoría.

Soporte

El hecho de que se trate de una solución integral tan usada a nivel mundial le da una gran ventaja competitiva. Gracias al volumen de tiendas que hay, existe una cantidad proporcional de dudas en línea, lo que genera una de las bases de datos más completas con información para resolver cualquier problema.

Ya sea que sea una respuesta otorgada directamente por el personal de soporte o por un usuario que ya se enfrentó al mismo dilema, el poder del conocimiento colectivo hacen de esta una de las herramientas con mayor soporte.

Eso sí, muchas de las respuestas que encontrarás en el camino son estrategias de contenido de algunas aplicaciones oficiales, pero bueno, si ellos tienen la solución que buscas, tampoco es un problema.

¿Qué te detiene?

Como puedes ver, la principal fortaleza de Shopify es su simplicidad. Esto la  en una opción para experimentar y adentrarse en el mundo del ecommerce sin necesidad de un compromiso mayor.

Sus precios son accesibles cuando se trata de paquetes simples y, aunque son siempre mejorables, empiezas con una tienda en línea digna sin necesidad de desarrolladores, inversiones millonarias o meses de planeación.

En un mundo donde cada día aparecen y desaparecen nuevos jugadores, el tiempo es un factor muy importante y ahí es donde sobresale Shopify. Es una solución prácticamente inmediata para que te adentres en el mundo del comercio electrónico a un precio sumamente accesible.Descarga tu Kit (gratis ) de herramientas para incrementar tus ventas y generar nuevos negocios

Ismail Aly

Ismail Aly

Inbound Marketing & Sales Enablement Consultant, HubSpot User Group Leader, HubSpot Platinum Partner

Twitter Linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de email no se publicará. Con * se encuentran los datos requeridos para realizar el comentario.


Posts relacionados

¿Qué tan efectivos son los Ads de Facebook para generar ventas?

Cuando se habla de marketing digital, una de las primeras cosas que viene a la mente de todos son los anuncios en Facebook, y es que a lo largo de la última década el gigante del social media se ha ...

Cómo vender más sin incrementar los gastos

Uno de los dilemas centrales de cualquier empresa, sin importar su tamaño y etapa en su ciclo de vida, es cómo aumentar las ventas sin gastar de más. Este es el principio básico de la escalabilidad. ...

6 errores comunes al implementar un CRM

Cuando una empresa contrata un CRM parece que llega la solución que todos esperaban: un sistema que haga más eficientes las interacciones con tus prospectos. Sin embargo, de contratar un CRM a ...