CAPÍTULO 4

Problemas más comúnes con Facebook Ads

No tener tu Pixel de Facebook

Es uno de los errores de novatos más comunes al empezar a anunciar en Facebook. ¿Cómo sabrás si tu estrategia funciona si no la puedes medir? Sin el pixel instalado, toda la inteligencia detrás del comportamiento de tu audiencia queda vacía.

¿Qué es el pixel? Se trata de una línea de código que debes agregar a tu sitio web para vincularlo con tu cuenta de Facebook Ads. Este permitirá que desde tu cuenta de Ads veas cómo se desempeña tu campaña, tener la tranquilidad de que los objetivos se cumplen y mejorar aquellas publicaciones que funcionan.

Cómo resolver este problema:

En tu menú de administrador, ve a la pestaña de Events Manager, busca el apartado de Pixel y sigue las instrucciones para crear un pixel que te ayude a dar seguimiento a cada evento (descargas, clics, compras, etc). Estos eventos te ayudarán a saber hasta que punto llegó tu prospecto y hacer estrategias de retargeting para buscarlo nuevamente.

Mala selección de audiencia

Las audiencias son la clave al hacer una campaña de publicidad en Facebook y es lo que hace la gran diferencia entre este medio y uno masivo como la TV; eliges específicamente a quién le muestras tu anuncio.

Por eso, una selección de audiencia deficiente tiene impactos gigantescos sobre tus campañas. Puedes segmentar tus audiencias por género, ubicación geográfica, comportamientos, gustos y hacer audiencias similares (que replican el perfil de tu base de datos). Pero esto es solo la segunda mitad del trabajo.

Una audiencia muy amplia o una muy estrecha afecta la efectividad de tu anuncio por lo que debes ir haciendo pruebas y optimizando constantemente.

Cómo resolver este problema:

Primero debes tener definido quién es tu cliente prototípico, dónde está, cómo interactúa y cuáles son sus gustos en general; es decir, definir tu Buyer Persona, también conocido como perfil del comprador o avatar del consumidor (este es un trabajo que Facebook no hace por ti).

Una vez que tu estrategia haya tenido el tiempo necesario de aprendizaje, usa la información que tu Pixel de Facebook ofrece para mejorar las audiencias. Por ejemplo, si tienes clientes recurrentes que compraron un valor total mucho mayor que el resto de tus prospectos, usa esta base para crear una audiencia similar y deja que Facebook encuentre a los mejores candidatos.

Falta de estrategia

No se trata de un error de Facebook per se, pero es la base del fracaso de muchas campañas de anuncios en la red social. Y es que cuando un medio te permite crear campañas especializadas para distintos momentos del viaje de tu comprador, es muy tentador querer invertir la mayor parte de tu presupuesto en esos anuncios que generarán venta inmediata.

El problema es que así no funcionan los consumidores y eso no es una novedad solo de los medios digitales.

Cómo resolver este problema

Crea un plan de acción que contemple los distintos momentos de tus prospectos antes de la compra. Debes tener en cuenta estas tres

  • Reconocimiento: crea campañas que posicionen tu marca dentro de los consumidores. Aquí lo que buscas es alcance e impresiones para que más usuarios empiecen a saber de ti.
  • Consideración: en esta etapa el cliente ya sabe de tu existencia, pero también de la de tu competencia. Aquí debes darle anuncios (y contenidos) que le demuestren por qué eres la mejor opción que tiene.
  • Conversión: es el momento que esperas, el clic a la compra. Ofertas, promociones y llamados a la acción más agresivos van perfecto para este tipo de campañas.

Solo no olvides tener las 3 etapas dentro de tu estrategia.

Anuncios no aprobados

Parecería que Facebook quiere tu dinero sin importar lo que hagas, pero incluso para este gigante hay reglas de juego que debes seguir. Uno de los errores más frustrantes puede ser la aprobación de anuncios; no es tan común pero sucede más de lo que imaginarías.

Básicamente, lo que Facebook busca es evitar todo tipo de publicidad engañosa y que afecte a la sociedad. Por ejemplo, anuncios de cigarros y otras drogas, remedios mágicos sin certificaciones, contenido engañoso, productos que inciten la violencia y otros departamentos que esperamos no sean tu negocio.

Esto no significa que el algoritmo no se equivoque de tanto en tanto y marque como contenido inseguro algo que no lo es.

Cómo resolver este problema:

La solución más simple es cambiar la imagen que usas por una segunda alternativa, ya que aunque tú no lo hayas notado, puede haber en el cuadro alguno de los elementos prohibidos por Facebook.

Si no es el caso y aún quieres usar el anuncio que tenías, contacta al equipo de Facebook y solicita una apelación. Tu caso se escala con personal humano para darte una solución y resolver el problema.

Diseño del anuncio

Aunque muchos de los errores no son de tu anuncio como tal, este también puede presentar problemas que afecten tu desempeño o impidan la publicación del mismo. Recuerda que una vez que arreglaste todos los problemas anteriores, ahora sí, es tu anuncio lo que debe estar perfecto.

Cómo resolver este problema:

Selecciona una imagen llamativa: tu prospecto solo verá el anuncio unos segundos, por lo que una imagen de impacto es tu mejor arma para tentarlo a detenerse en tu anuncio y querer saber más.

Complementa con un texto; una vez que la imagen hizo el trabajo, usa un texto inteligente y claro para explicar tu oferta de valor, promoción o explicar más de la solución que ofreces. Sé breve y conciso.

Balancea: evita imágenes llenas de texto, estas serán bloqueadas por Facebook automáticamente y, en el copy de tu anuncio trata de generar curiosidad sin explicar el 100% de tu producto, esto ayuda a que la gente de clic en la publicidad y llegue a tu sitio.

Ahora que ya sabes lo que debes evitar y cómo corregir estos errores en caso de ya haberlos cometido es momento de hablar de algo más positivo: las buenas prácticas para anunciarte en Facebook. 

CÓMO ELEGIR UNA AGENCIA DE INBOUND MARKETING

APRENDA A ELEGIR LA AGENCIA ADECUADA PARA TU EMPRESA

Te ofrecemos en este guía las herramientas esenciales para que puedas evaluar las distintas alternativas que ofrece el mercado y así poder escoger la agencia de Inbound Marketing que responda de mejor manera a tus necesidades.