CAPÍTULO 5

Problemas de Google Ads y cómo resolverlos

Demasiadas Keywords

Las palabras clave son, en esencia, la sangre que mantiene con vida a tu campaña, pero tener una cantidad abrumadora de palabras y combinaciones por las que pujas no significa que serán más clics y ventas. Por más que desees usar toda tu creatividad y atraer esos clientes que buscan una palabra específica, con el tiempo te darás cuenta de que solo estás invirtiendo dinero y esfuerzo en anuncios de bajo retorno.

Si una lista de palabras no funciona bien, no necesariamente debes sustituirla con otra. Mejor invierte más en aquellas palabras que ya están dando resultados. De hecho, en la mayoría de los casos son menos del 10% las keywords que realmente convierten; es una de las cosas que el gurú del marketing digital Neil Patel tras hacer cientos de auditorías de Google Ads.

Creer que es automático

Sí, el algoritmo de Google es muy inteligente y aprende constantemente para perfeccionar el desempeño. Pero esto no significa que debas confiar en que hará el trabajo solo. Si ya invertiste una cantidad considerable de tiempo en crear tus campañas, abandonarlas a su suerte es una mala idea.

Dentro de estos cambios debes considerar que hay algunas palabras clave que no funcionan como deberían; hacer ajustes a las pujas por tus grupos de palabras; agregar palabras negativas; detener pujas por palabras que no funcionan y más.

Esta necesidad de detalle y constante monitoreo es una de las razones por qué muchas empresas delegan sus campañas de Ads a una agencia externa.

No usar extensiones

Una de las herramientas más útiles que tiene Google Ads es la posibilidad de agregar un segundo llamado de acción (CTA) además del link principal en tu anuncio, lo que hace que tenga aún mayor predominancia en la pantalla y mejores rendimientos.

Se les conoce como extensiones e invitan a tus prospectos a la sección que les interesa directamente, haciendo más eficiente la navegación y el viaje de compra. En la siguiente imagen verás que el link principal está acompañado por dos extensiones: 

Ejemplo de extensiones en google ads

Las extensiones pueden ser desde llamar a un teléfono (ideal si lo segmentas a móviles), un link específico de tus promociones, direcciones físicas, precios, afiliaciones, hasta descargas de apps, entre otras alternativas.

No invertir en tu marca

Creer que porque alguien busca tu marca ya tienes garantizada la conversión, es un error común. Cuando tus consumidores (quienes ya te conocen y confían en ti) quieran encontrarte, verán tu marca y no la publicidad de alguien más.

Así que pauta tu propio nombre y evita que la competencia secuestre tu marca. Si ya dominas el SEO orgánico, no está de más que refuerces con una aparición en la barra de anuncios.

Es más, Google te explica cómo funcionan los bloques de anuncios.

Pujar por la marca de la competencia

Complementando el punto anterior, esta es una práctica muy común y, más allá de la ética detrás de esto, hay una razón lógica para dejar de hacerlo. Si el prospecto ya busca por nombre y apellido a tu competidor, tener un anuncio con tu marca antes no lo hará cambiar de opinión.

En este caso, los clientes ya saben qué quieren y, aunque es probable que algunos sí hagan clic a tu página, si ya tienen en mente a tu competidor es difícil atraerlos.

En lugar de esto, invierte más en otras estrategias para posicionar tu marca en la mente del consumidor, que sepa que tiene una alternativa, así cuando esté listo para convertir, acuda directamente a ti.

Pensar en ventas y no en el valor del cliente

Al hacer una campaña de Ads, no te enfoques en cuánto será el rendimiento inmediato de un anuncio en particular, sino en el valor que tendrá tu cliente. De esta forma ajustas mejor los montos que inviertes y aseguras que los prospectos calificados lleguen a ti más fácilmente.

Cuando calculas tus anuncios con base en una venta inmediata, el ROI muchas veces será negativo y esto hará que detengas tus pautas.

Ahora bien, si te enfocas en el valor total que un cliente puede tener, el margen con el que juegas es mucho mayor. 

Tener un solo anuncio

¿Recuerdas que mencionamos la importancia de hacer pruebas y optimizar constantemente? Esto no solo aplica en tus términos de búsqueda y palabras clave, sino en los Ads en sí.

Prueba diferentes variaciones del mismo anuncio con algunos cambios y dejar que corran por un tiempo para evaluar cuáles son los más eficientes. Un consejo es tener un anuncio muy general (tu marca acompañada por un producto o servicio), uno más específico (tu marca acompañada por una propuesta de valor) y uno ultra específico (tu marca acompañada por un producto en especial).

Conforme pasa el tiempo podrás medir cuáles tienen mejor desempeño, descartar aquellos que no son tan buenos y sustituirlos por versiones mejoradas con lo que aprendiste hasta ahora. Recuerda que mientras más variaciones hagas, más fortaleces tu generación de leads.

No usar Keywords negativas

Ya que dominas el arte de elegir las palabras bajo las que quieres aparecer en la búsqueda de tu usuario, no olvides cuándo NO quieres aparecer.

Si no eliges las reglas de exclusión al momento de hacer tu campaña, es un error costoso, pues gastarás en mostrar tu anuncio a personas que no requieren lo que ofreces.

Elimina conceptos como "gratis" o "sin costo" para filtrar antes de la búsqueda aquellos usuarios que no están interesados en pagar.

Olvidar el origen del cliente

Hoy, la gran mayoría de las búsquedas se hacen en smartphones, sin embargo muchos siguen creando campañas pensadas en computadoras de escritorio solamente. Recuerda que el desempeño de ambos es distinto y tus campañas deben responder correctamente para cada uno.

Por ejemplo, si tienes una búsqueda en celular, quieres agregar un botón CTA de "llamar" o "cómo llegar". De la misma forma, si la búsqueda es en una computadora de escritorio, estos botones se vuelven irrelevantes para el usuario.

Querer hacerlo todo

Google es un universo gigantesco y es complicado que la misma persona encargada de tu marketing offline también haga la estrategia para este medio.

Lo ideal es tener a un especialista que dedique el 100% de su tiempo a medir y perfeccionar las campañas. Si no tienes a alguien en tu empresa especializado, mejor busca ayuda de un externo; sí, costará dinero, pero el retorno y desempeño justificarán la inversión.

Si quieres buscar una agencia de marketing digital que te ayude con tus campañas de Google Ads, te explicamos cómo elegir la agencia ideal para ti.

La solución está en entender Google Ads

Lo más importante de que debes llevarte de esta guía es que estos problemas son comunes y puedes evitarlos con facilidad.

Simplemente, planifica tu campaña de Google Ads con el mismo cuidado que dedicas al resto de tu estrategia. Deja de gastar dinero de más y enfócate en generar el máximo retorno sobre la inversión posible con el presupuesto que tienes. 

Si lo prefieres, contáctanos y con gusto te ayudaremos a hacer una auditoría de tus campañas y recomendaremos las acciones a seguir.

CÓMO ELEGIR UNA AGENCIA DE INBOUND MARKETING

APRENDA A ELEGIR LA AGENCIA ADECUADA PARA TU EMPRESA

Te ofrecemos en este guía las herramientas esenciales para que puedas evaluar las distintas alternativas que ofrece el mercado y así poder escoger la agencia de Inbound Marketing que responda de mejor manera a tus necesidades.

Quiero descargarlo
elegir-una-agencia-inbound